El camello, un medio de transporte muy eficiente

camello

Desde tiempos muy antiguos, probablemente desde hace unos 3.000 años, el ser humano ha estado usando el camello como un eficaz medio de transporte en determinadas regiones del mundo.

Estso animales ungulados famosos por los depósitos de grasa (jorobas) que sobresalen en su espalda, fueron domesticados por el hombre hace miles de años. Han sido, y aún hoy son, una fuente de alimento (leche y carne), mientras que su piel se ha usado tradicionalmente para confeccionar prendas de vestir. Pero por encima de todo, su uso más imortante es el de medio de transporte. Todo gracias a su particular anatomía, especialmente adaptada a los hábitats desérticos.

¿Cuántas especies de camellos hay?

Sin embargo, hay que precisar que no todos los camellos del mundo son iguales, ni son usados como medio de transporte. Existen en el mundo tres especies de camellos:

  • Camello bactriano (Camelus bactrianus), que habita en Asia Central. Más grande y pesado que las otras especies. Presenta doble joroba y su piel es lanuda.
  • Camello bactriano salvaje (Camelus ferus), también con dos jorobas. Vive en libertad en las llanuras desérticas de Mongolia y en ciertas zonas del interior de China.
  • Camello árabe o Dromedario (Camelus dromedarius), la especie más popular y numerosa, con una población mundial estimada de 12 millones. Posee una sola joroba. Se encuentra extendido por la región del Sáhara y Oriente Próximo. También ha sido introducido posteriormente en Australia.

Un camello puede alcanzar velocidades de hasta 40 kilómetros por hora y es capaz de soportar largos periodos de tiempo sin ingerir una sola gota de agua. El dromedario por ejemplo puede vivir perfectamente bebiendo simplemente una vez cada 10 días. Su resistencia al calor es impresionante: puede sobrevivir en el más ardiente de los desiertos incluso después de perder hasta un 30% de su masa corporal.

camello bactriano

Camellos bactrianos abrevando

¿Cómo consiguen estos animales vivir con tan poca agua? El secreto está en la grasa que acumulan en sus jorobas. Cuando el organismo del camello necesita hidratación, los tejidos grasos de estos depósitos se metabolizan liberando agua. Por otra parte, sus riñones e intestinos cuentan con una gran capacidad de reabsorción de líquidos.

Pero eso no significa que el camello pueda vivir sin agua. Cuando llega el momento de abrevar, un camello adulto de 600 kg puede llegar a beber hasta 200 litros en tan sólo tres minutos.

El «barco del desierto»

Esta gran resistencia a la sed y al calor, imposible de encontrar en la mayoría de los mamíferos, han coronado a este animal como el mejor amigo del hombre para sobrevivir en el desierto.

Durante siglos, las caravanas de comerciantes se sirvieron del camello para atravesar grandes áreas desérticas. Gracias a él, se pudieron establecer rutas y contactos comerciales y culturales que habrían sido imposibles de otro modo. En este sentido, hay que destacar que el camello ha sido un elemento fundamental para el desarrollo de muchas comunidades humanas en Asia y el norte de África.

Si el desierto era un océano de arena, el camello era el único modo de navegar en él y la garantía de llegar a buen puerto. Por esta razón se le conoce popularmente como el «barco del desierto».

caravana desierto

Caravana de camellos cruzando el desierto

Incluso en nuestros días, en los que los vehículos todoterreno y los GPS han logrado sustituirle como medio de transporte, el camello sigue siendo usado por muchas tribus de beduinos. Sin embargo, es más habitual verlo en ciertos países en su nuevo papel de atracción turística que como vehículo.

Es habitual que, en sus viajes a destinos como Marruecos, Túnez, Egipto o los Emiratos Árabes Unidos, los turistas contraten excursiones a camello por el desierto. Con ellos (siempre de la mano de guías experimentados) los viajeros en busca de emociones se adentran en territorios vacíos e inhóspitos, durmiendo después en tiendas bajo el cielo estrellado del desierto. El camello es, al fin y al cabo, el símbolo de una época ya olvidada de viajes románticos y aventuras misteriosas.

El camello como arma de guerra

Además de su eficacia probada como medio de transporte, el camello también ha sido usado a lo largo de la historia como arma de guerra. Ya en la Antigüedad los persas aqueménidas descubrieron una cualidad de estos animales que resltaba muy útil en sus enfrentamientos bélicos: su capacidad de asustar a los caballos.

Así, se hizo habitual la participación de guerreros montados sobre camellos en muchas batallas, el antídoto perfecto para anular a la caballería enemiga. Muchos documentos antiguos atestiguan el papel de los camellos en la conquista del reino de Lidia en el siglo VI a.C.

Camellos y dromedarios han formado parte de los ejércitos que han luchado en el norte de África y Próximo Oriente desde antes de la época romana y hasta épocas muy recientes. Incluso el ejército de los Estados Unidos creó en el siglo XIX una unidad especial de camellos que desplegó en el estado de California.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

3 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1.   sebas coral dijo

    eso si que es otra ondaaaaaaaaaaa

  2.   sebasola dijo

    eso si que es otra ondaaaaaaaaaaa

  3.   sebas dijo dijo

    eso si que es otra ondaaaaaaaaaaa

bool(true)