El agua como bebida en la antigua Grecia

 

La bebida más conocida y consumida en la Antigua Grecia como en todas partes del mundo era el agua. Traer el agua para la familia lo hacían las mujeres, que se podía sacar de un pozo, pero preferían la de la fuente que siempre estába brotando, corriendo y por ello nunca estába turbia.
El agua es nutritiva, muy rica y saludable, es necesaria para la vida humana y para las plantas.
Píndaro poeta lírico griego la describía “agradable como la miel es el agua de una fuente”.
Los antiguos griegos clasificaban el agua como pesada, seca, ácida, dulce, dura, fuerte o con otro calificativo.
Un personaje del poeta cómico Antífanes, dice que de todas las aguas reconocería la del Ática por su buen gusto.
Ateneo nombra algunos filósofos importantes que no bebían agua por tener una dieta vegetariana.
En la Antigua Grecia también se bebía leche de cabra o hidromiel.
Para beber agua tenían jarros especiales entre ellos el esquifos que podía ser de madera, de tierra cocida o de metal.
También se habla del vaso espartano kôthon que era usado en el ejército, que tenía una tapa para evitar ver el estado en que se encontraba el agua y al mismo tiempo en los bordes tenía algo que aprisionaba la tierra o el barro que podía contener el agua.
También se utilizaba la copa denominada kilix, en los grandes banquetes se usaba el cántaro o rython cerrado para beber.
Kilix (500 años A.c.), es una copa para beber vino de boca ancha, poco profunda, con pie, dos asas y hermosas decoraciones en el fondo como para sorprender al bebedor cuando terminaba de tomar el vino.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?