El arte de Giotto en la Capilla de los Scrovegni, en Padua

capilla-de-los-scrovegni

En la región del Véneto está la hermosa ciudad de Padua. Es la capital de la provincia norteña del mismo nombre y la encontramos a unos 40 kilómetros de Venecia. Sí, es famosa por la Universidad de Padua, una institución educativa que tiene casi ocho siglos.

Pero entre las demás atracciones turístcias de Padua está la Capilla de los Scrovegni porque aquí dentro hay una serie de frescos del siglo XIV preciosos. Obras maestras, sin dudas, del genial Giotto. Esta iglesia en Padua está dedicada a Santa María de la Caridad y se construyó en 1303.

Los frescos que pintó Giotto aquí están dedicados a la vida de la Virgen María y su papel en la salvación de la humanidad. La construcción del bonito y decorado templo fue encargada por Enrico Scrovegni, un rico banquero cuyas prácticas usureras le hacían temer no ir al cielo. Por eso se dice que Enrico mandó a construir la capilla. De hecho su tumba está aquí dentro, en el ábside.

Para entonces la capilla estaba anexada a uno de sus palacios y era más la capilla familiar. Los frescos de Giotto son hermosos y cubren los muros y el techo e incluyen, además de la vida de la Virgen, escenas del Juicio Final y el Beso de Judas. Se trata de una obra maestra del arte occidental y está en muy buen estado de conservación.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?