El avistamiento de Quintanaortuño, el expediente X de Burgos

Torre de Quintanaortuño

Torre de Quintanaortuño, una pequeña localidad de Burgos

La provincia de Burgos cuenta con su particular expediente X, un suceso aún inexplicable que puso a una pequeña localidad burgalesa llamada Quintanaortuño en el punto de mira del resto de España allá por los años setenta.

El hecho al que nos referimos es el avistamiento de una luminaria en Quintanaortuño, un suceso cuyos ecos llegan hasta nuestros días.

Fue el uno de enero de 1975, era madrugada y hacía un frío helador. Los jóvenes Manuel Agüera, Felipe Sánchez, Ricadro Iglesias y José Laso viajaban en un coche por el puerto del Escudo. Los cuatro habían salido de Torrelavega para llegar a tiempo a la Academia de Ingenieros de Burgos, donde prestaban el Servicio Militar.

Al llegar a lo más alto del puerto, Manuel Agüera vio una intensa luz. Parecía el fulgor de una estrella, pero era extraordinariamente potente, tanto, que despertó a sus acompañantes con los que comentó la intensidad de aquella extraña luz hasta que desapareció de su campo de visión.

Siguieron avanzando en el vehículo por la N-623 hasta Quintanaortuño. A la altura del kilómetro 252, en una finca junto a la carretera, les sorpredió la súbita aparición de un cono de luz deslumbrante. Pararon el coche y los cuatro jóvenes bajaron. Manuel relata lo que vio:

Primero era sólo una luz posada en el suelo. Era de varios colores. Luego pasó a ser de una tonalidad amarillenta, cada vez más fuerte, con destellos. Y a continuación se encendieron otras cuatro de forma muy seguida. Era una luz que deslumbraba.

Presos del pánico, decidieron irse, aunque a Manuel, el condutor del vehículo, le costaba arrancar y avanzar de lo nervioso que estaba.
Cuando llegaron a su destino, informaron a sus mandos que abrieron inmediatamente una investigación.

Junto a un comandante, fueron todos al lugar de los hechos al día siguiente y se encontraron con casi 300 metros cuadrados de terreno calcinado y marcado por socavones. Los agricultores de la zona confirmaron que allí no se quemaban rastrojos desde octubre.

El suceso fue recogido por unos jóvenes reporteros de la revista La actualidad española. El artículo, titulado ¡Aquí vimos el OVNI!, fue firmado por un joven y ambicioso periodista todavía desconocido: Pedro J. Ramírez.

El caso fue investigado pero inmediatamente archivado y hasta la fecha los protagonistas aún siguen sin saber qué fue exactamente aquello que vieron en Quintanaortuño.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Historia

Absolut Burgos

¿Quieres descubrir todo lo que Burgos tiene para ofrecerte?. Pues ahora es posible gracias a nuestros contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *