El Casco Urbano de Barracas, No olvide la cámara fotográfica

Una vez que recorra los poco más de 80 kilómetros que separan a este bello pueblo de Castellón, comenzará a respirar un aire distinto, comenzará a sentir la paz y la tranquilidad que le otorgan sus bellos paisajes y construcciones. Sabrá que es un buen lugar para pasar las vacaciones.

Podrá alojarse en hostales y casas rurales disfrutar de la gastronomía que le servirán allí o en los restaurantes y bares donde además podrá compartir con la muy agradable población de Barracas.

Cuando recorra la ciudad, descubrirá que el Casco Urbano se sitúa en ambos lados del antiguo Camino Real de Aragón – Valencia, por lo que se conoce al Ayuntamiento como la Puerta de la Comunidad Valenciana.

Domina el Casco Urbano la Iglesia de San Pedro Apóstol, construida en estilo gótico durante el siglo XVI de la que se destacan la nave de estilo corintio, las bóvedas con crucerías góticas, la torre campanario y el rosetón sobre el altar mayor. Decorando el camino por donde se llega a la iglesia se puede ver una antigua fuente con aguas minerales. Fue construida en 1576.

Luego busque la calle Teruel que recorre el largo del pueblo hasta el cementerio. Preste atención a las bellas fachadas de las casas, sus ventanales, portales y al arco con bóvedas que hace de entrada al cementerio.

Un poco más alejada de Casco Urbano se encuentra la Ermita de San Roque, no le puede faltar una foto de su pórtico.

Si llega en verano descubrirá mucha más gente de visita que si llega en otras estaciones, pero de todos modos, este pueblo es uno de los más bellos de Castellón, desde donde podrá, además partir hacia los espacios naturales más atractivos para el senderismo y el cicloturismo.

Foto Vía: Barracas.es

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *