El castillo de Peñarroya

Este majestuoso monumento se eleva sobre una roca de un acantilado, en una sección del río Guadiana, que da a la elevación perfecta de la represa de Peñarroya.

El castillo se ubica a unos 12 Km al sur de Argamasilla de Alba y nos lleva hasta Ruidera, otro de los parques naturales importantes de la provincia.

En el exterior del castillo tendremos un hermoso camino de acceso medieval, lindando con un calvario y una fosa donde se sepultaban los guerreros caídos en acción. Un pórtico para acceder a la plaza de armas se levanta esbelto y hace recordar el poder del imperio. Un pasillo interior divide la pared principal de la superior con unos 70 metros de longitud.

La torre principal tiene forma cuadrada con un poco más de 110 metros cuadrados y es visible desde cualquier parte del Castillo. Hoy en día es sede de la Hermandad de Nuestra Señora de Peñarroya; pero no siempre fue así: se puede suponer y según estudiosos del tema, que siglos atrás era la sede principal de los caballeros reales del gobernador.

Para llegar a la majestuosa terraza, se puede hacer a través de la hermosa y rígida muralla o por medio de una gigantesca puerta.

El arte barroco luce por todas las esquinas del lugar y es fuente de inspiración continua de artistas o arquitectos que ven la mejor manera de reescribir sus enseñanzas. Cientos de turistas que cruzan por esta zona, ven como se levanta este hermoso monumento. Las fotos y recuerdos del Castillo de Peñarroya no se hacen esperar.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *