El coche tirado por caballos, un clásico cubano

El carro tirado por caballos es algo distintivo de las ciudades de Cuba. Hoy es más bien turístico pero como a pesar del paso del tiempo estos coches siguen estando presente, aunque lo cierto es que siempre siempre tuvieron estilo y personalidad propios. Cada ciudad los ha dotado de ciertas características y entonces es muy frecuente verlos en las calles de Ciego de Ávila, Cárdenas, Bayamo o Sagua la Grande.

Por ejemplo, los coches a caballo de Bayamo son el resultado de artesanos, cada una de las 143 piezas que los componen son hechas y ensambladas a mano y esto se nota en la delicadeza de las ruedas, la caja y los asientos. El coche tiene siempre cuatro ruedas y una caja grande que está ubicada sobre muelles con asientos para cuatro o más personas. En ninguna de estas ciudades se ha prohibido su circulación y ya han pasado 100 años desde que el primer carro cruzó las calles. Incluso, los carros han sido protagonistas de algunos episodios de la guerra de la independencia cubana y bien vale la pena un recorrido en ellos.

Han sido muchas las generaciones de cubanos que se han trasladado de esta forma y a pesar de la llegada de los coches y el transporte masivo, los taxis, los cocotaxis y los largos autobuses, los coches a caballo siguen allí, cruzándose con sus hermanos más modernos. El coche conserva cierta hidalguía y es uno de los siempre presentes atractivos para los turistas que provienen de países donde este medio de locomoción ya ha desaparecido hace rato de las calles de las ciudades más grandes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?