El contexto político de Perú

ejecutivo peru

El siglo XX en Perú está marcado por muchos golpes de Estado y la sucesión de regímenes militares. El último de ellos comenzó en 1968 y llevo a Juan Alvarado al poder, y se termina en 1979 con una nueva Constitución. En 1980, la elección de Belaunde a la presidencia marca oficialmente la vuelta a la democracia. Sin embargo, estos años de transición tienen lugar en un contexto de dificultades económicas, que comenzaron en los años 1950. Además de una alta inflación, un clima social tenso, con muchas huelgas.

En 1985, fue la primera vez que el país tuvo dos elecciones libres consecutivas. Sin embargo, Alan García, el nuevo presidente, no consigue dominar la crisis y debe hacer frente al problema de Sendero Luminoso. Nacido en 1980, este grupo de guerrilla comunista establece acciones violentas en los años siguientes y fue imitado en 1984 por el movimiento revolucionario Tupac Amaru.

Los años Fujimori

De esta forma, cuando tienen lugar las elecciones presidenciales de 1990, la situación política, social y económica de Perú es catastrófica. Contra toda expectativa, el escritor liberal Mario Vargas Llosa es derrotado por un peruano de origen japonés desconocido, Alberto Fujimori.

Tras su elección, el nuevo presidente establece el fujishock. Toma medidas económicas radicales. Los mercados son desregulados y el Estado comienza una serie de privatizaciones. La inflación se consigue dominar y los déficits están bajo control, pero el país está en recesión. Fujimori combate a Sendero Luminoso como prioridad.

En 1992, proclama un autogolpe de Estado y disuelve el Congreso, porque éste rechaza otorgarle más poder a los militares, apoyo político de Fujimori. El mismo año, dos líderes de Sendero Luminoso son detenidos en Lima. En 1993, una nueva construcción es adoptada, reforzando el poder del presidente.

La lucha contra el terrorismo y una mejora económica llevan a Fujimori a ganar un segundo mandato en 1995. En 1996, el MRTA secuestra a 400 personas de la embajada de Japón. Este episodio termina por la muerte de los guerrilleros, de un secuestrado y de 2 soldados tras el asalto ordenado por el ejército. El presidente se presenta una tercera vez en 1998, con unas elecciones realizadas bajo la sospecha del fraude, pero debe ir a Japón en 2001 tras un escándalo de corrupción.

Después será acusado por crímenes contra la humanidad porque se sospecha de ser el responsable de las masacres durante la guerra llevada contra Sendero Luminoso. En 2007 es extraditado y condenado en 2009 a 25 años de cárcel por violación de derechos del hombre, pena que está purgando actualmente en Lima.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*