El Cristo de Chalma, Estado de México, imagen del sincretismo religioso

Cuenta la leyenda que cuando los frailes agustinos evangelizaban la región de Malinalco y Ocuilán, se enteraron de que en una cueva cercana a Chalma se veneraba a Oxtotéotl (dios de la cueva) con sacrificios humanos.

Llegados al lugar y al observar las diabólicas escenas exhortaron a los indios para que destruyeran al ídolo y veneraran a Jesucristo. Pasados tres días regresaron y vieron con sorpresa que en la cueva se encontraba una imagen de Cristo y a sus pies los restos del ídolo.

Otra leyenda dice que un arriero encontró la imagen en la cueva mientras buscaba su mula. Lo cierto es que como en muchos otros sitios, los misioneros sustituyeron el ídolo por la imagen de pasta de caña de maíz llamada Tatzingueni, una técnica desarrollado por Vasco de Quiroga que en virtud de su maleabilidad, ligereza y duración, ha permitido que un buen número de imágenes lleguen hasta nosotros.

Actualmente, el santuario del Señor de Chalma está conformado por el templo y convento construidos en el Siglo XVII, el templo es de estilo neoclásico y su altar mayor es de madera policromada y estilo plateresco.

A él acuden peregrinos no sólo de México sino también del extranjero que se congregan mayormente en las fiestas del primer Viernes de Cuaresma, Pentecostés y Navidad.

Al concentrarse visitantes de todo el país la concentración y variedad de danzas es muy rica y el baile forma parte del ritual del peregrino a tal punto que cuando se piden imposibles hay un dicho que dice que no se alcanzará el milagro ‘ni yendo a bailar a Chalma’.

Foto: panfleto negro

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario, deja el tuyo

  1.   jose dijo

    ora quien es ese? otro idolo mas de la catolica?
    ese es TAMUZ

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*