El desayuno a la griega

desayuno griego

Cuando era niña no me gustaba desayunar. En casa cenamos tarde así que no me despertaba con hambre. Con el correr de los años he cambiado de costumbre y hoy el desayuno es primordial, ¡me voy a la cama pensando en él! Es que como estoy mucho tiempo frente al ordenador el desayunar leyendo los periódicos online se ha vuelto toda una tradición.

Pero cuando viajo también es una de las comidas del día que más aprovecho. En especial cuando el desayuno está incluído en el precio de la habitación y es lo suficientemente abundante como para almorzar liviano y no gastar mucho en esa comida. Ya conocemos las ventajas de la famosa “dieta mediterránea” y en esta línea se ubica el desayuno griego.

El desayuno griego varía de región en región, de acuerdo al producto que sea el protagonista, pero nunca de ser abundante y sabroso, bien aromático también. En un típico desayuno griego encuentras pan y bollos, carne fría, queso, yogur, mantequilla, miel, mermeladas regionales, aceite de oliva, budines, fruta fresca, infusiones de hierbas, café y cereales.

No es el mismo desayuno el que se sirve en las Cicladas que en Creta, por ejemplo. En Creta el desayuno tiene sí o sí miel, cerdo ahumado, salchichas, infusiones de hierbas y una serie de platillos de nombres extraños pero sabores inolvidables.

Más información – Las Cicladas

Fuente – Visit Greece

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?