El dracma, la moneda griega antes del euro

dracma

Grecia está en crisis desde 2008 y aunque mucho se habla de su recuperación el camino está siendo más largo y más arduo de lo que los griegos pueden soportar. Hubo una época en la que cada país de Europa tenía su propia moneda pesetas, dracmas, liras, marcos y demás. Esas monedas tenían historias antiguas pero hoy han quedado algo olvidadas en favor de un moderno euro que estos momentos está atravesando el momento mas difícil desde su creación.

En el caso de Grecia, antes de su ingreso a la Comunidad Europea, la moneda nacional era el dracma, una moneda que en realidad se utilizó en varias oportunidades a lo largo de su larga historia. Pero el dracma moderno aparece a mediados del siglo XIX, después de la independencia de Grecia. Había billetes, monedas de cobre, dracmas de plata y dracmas de oro. Hacia 1868 se unió a la Unión Monetaria Latina y se valor se fijo respecto del franco francés.

Entonces, hubo algunos cambios: después de la Primera Guerra Mundial la Unión Monetaria se deshizo. Después vino el segundo dracma, entre 1944 y 1954, moneda que a la postre se vio muy afectada por la inflación, y después la tercera versión de la moneda dracma entre el ’64 y 2002. La moneda siempre pasó por distintas devaluaciones hasta que finalmente el 1 de enero de 20002 el dracma milenario fue suplantado por el euro.

¿Tienes algún dracma viejo guardado en algún sitio? ¿Coleccionas billetes viejos? ¿Te estás preguntando si Grecia volverá al dracma alguna vez? Es un rumor muy fuerte. Veremos qué sucede.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*