El Duomo de Milán

El Duomo de Milán, situado en el centro de la ciudad es uno de los puntos más concurridos por miles de turistas. Tanto sus alrededores como su historia y tradición seducen a cualquier visitante que pase por allí.

El Duomo de Milán es una de las catedrales  más grandes del mundo,  se estima que comenzó a ser construida en 1.386, aunque aún hoy muchos bloques de piedra están esperando a ser tallados y pulidos la construcción de la catedral se dio por terminada en la ocupación napoleónica. El hecho de que se llame Duomo viene del significado de la palabra, que en latín significa domus, casa, que es como se le conoce a todos los edificios católicos en la sede del obispado, Italia.

Sobre el Duomo pesan muchas leyendas sobre historias de fantasmas ninguna todavía confirmada por fuentes verídicas. Lo que sí es verdaderamente real es que la catedral no tiene campanario y que posee una de las mayores reliquias del mundo, como es uno de los clavos con los que aparentemente Jesús de Nazaret fue clavado en su cruz.

Los alrededores de esta preciosa catedral serán algo que nos enamorará si nos gusta el arte. La moda y no queremos perdernos nada de la ciudad. En esta misma plaza nos encontraremos con las galerías de Vittorio Emanuele, que fueron diseñadas a mitad del siglo XIX en las que hoy podemos encontrar todo tipo de tiendas de moda ,entre las que se  encuentran las firmas más importantes. Como no todo es moda también nos tomaremos con algunos de los cafés y restaurante más glamurosos de la ciudad, no en vano es uno de los centros económicos mundiales.

 

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*