El Fadrí, símbolo de la ciudad de Castellón

El Fadrí, cuyo nombre oficial es Campanar de la Vila es una torre campanario, situada en la Plaza Mayor de Castellón, junto a la iglesia de Santa María y al ayuntamiento, y su característica es que está separada del edificio eclesiástico. De propiedad municipal actualmente es el símbolo de la Ciudad de Castellón.

El Fadrí está catalogado como Bien de Interés Cultural, e inscrito en el patrimonio Nacional y en el patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana.

La torre de El Fadrí es de planta octogonal, de cuatro cuerpos que corresponden con la cámara del reloj, la prisión, la vivienda del campanero y la cámara de las campanas. Su altura total es de unos 58 metros.

Tiene ocho campanas de volteo y tres fijas ubicadas en el chapitel para señalar los cuartos y las horas. Al final hay una terraza rematada por un templete, con un antepecho con ocho gárgolas, también destacan los escudos del Reino de Valencia y las Torres de Castellón.

En su interior hay una estrecha escalera de caracol, con más de 200 escalones, que permite el acceso a cada una de las plantas. Para visitarla, es de libre acceso, hay que concertar  la visita llamando al teléfono 964227556, estas son de lunes a viernes a las 12:00 horas.

Las obras de El Fadrí comenzaron en 1440, siete años después en 1457 intervino el maestro Saera construyendo el primer cuerpo. Tras una larga paralización y varias propuestas en 1593 intervinieron y finalizaron la torre Francisco Galiança de la Lancha, Guillem del Rei, Pedro Crosali, Marc Volsanys, Antonio y Joan Saura; según los planos que había presentado el portugués Damián Méndez en el año 1591. Su sobrenombre del Fadrí le viene por el poeta Bernart Artola.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*