El faro Cayo Cruz del Padre, en la costa de Matanzas

Los faros son las guías de los marineros, el camino a puerto seguro, así que en un país isleño como Cuba siempre han sido importantes. Hay muchos faros distribuidos por la costa y desde que el turismo se ha convertido en el motor de la economía no faltan los especialistas que tratan de aprovechar su existencia ya que los faros cubanos son testigos de la historia.

Hay faros sobre la costa y también faros construidos en islotes alejados de la costa. Uno de estos ejemplos es el Faro Cayo Cruz del Padre que está situado sobre la costa de la provincia de Matanzas. También se lo llama Faro Hernán Cortés y que fue construido en 1862. Es un faro que no está abandonado sino que sigue funcionando y su luz alcanza unos 25 metros teniendo un flash blanco cada 7 segundos. Mide 15 metros de alto y es de concreto y forma cilíndrica. El faro está adosado a la casa del cuidador, de un solo piso, y lo que queda de la linterna original está en la vieja torre. Hay un fuerte muro de concreto que rodea la estación y la protege del embate del mar.

El faro fue reforzado con la torre-esqueleto de concreto en 1982 y su luz marca el punto más al norte de Cuba, advirtiendo a todos los marineros de los numerosos cayos que están sobre la costa norte de Matanzas. Solo puede llegarse en bote.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?