El Gallo Azul

 

Ahora que se acerca el verano, y con la llegada de turistas, aunque por estas latitudes eso del turisteo lo solemos ver en cualquier estación del año, vamos a recoger en nuestro blog un pequeño recorrido por aquellos lugares emblemáticos de nuestra ciudad, esos que aconsejaríamos en medio minuto a una pareja de turistas que se nos acercaran con su clásico atuendo.

Uno de esos lugares, por el que hemos decidido empezar, es el Gallo Azul. Este edificio parece como caído del cielo en medio de la Calle Larga, dando paso también a la Calle Santa María que viene de la Plaza Esteve. Un edificio señorial, con su aspecto rechoncho, simpático, en el centro neurálgico de la ciudad.

Un edificio de estilo clásico y portentoso, con clase y elegancia para tan importante calle, y paso obligado, en la época en que se construyó, desde el Mercado de la ciudad hasta Cádiz o Sevilla. Precisamente, frente a él, está el reloj que indicaba a los comerciantes las direcciones de estas capitales de provincia.

El Gallo Azul es propiedad de la fima Pedro Domecq S.A, que fue la que promovió su construcción, encargando el proyecto al arquitecto Aníbal González y Álvarez Ossorio con motivo de la Exposición Universal de Sevilla en 1929. Este arquitecto realizó el edificio en ladrillo semicircular. El cuerpo bajo del Gallo Azul presenta una galería abierta con columnas jónicas de mármol blanco. La fachada no contiene ningún tipo de adorno ni azulejo, a excepción del remate semicircular, flanqueado por dos jarras con azucenas.

Hoy en día podemos sentarnos en su terraza a probar los mejores vinos y las mejores tapas de nuestra ciudad. A los turistas le encanta eso de sentarse en las mesas que, en realidad, son barriles de vino. Aquí pueden probar el atún al amontillado viejo con crema de patata montada, la hamburguesita de rape y langostinos con crema de pimiento, entre otras exquisiteces que han llevado al Gallo Azul a obtener premios y distinciones gastronómicas.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *