El gato negro como símbolo de superstición en Egipto

blackcat

En el mundillo esotérico y de las supersticiones, los gatos históricamente han estado ligados a creencias sobre poderes mágicos significativamente superiores al hombre. Esta antigua creencia deriva de la adoración a la mítica diosa egipcia Bubastis, a quien se la representaba con forma de gato.

Los egipcios creían que los gatos poseían alma, y una prueba muy importante de ello son los restos momificados de estos felinos, no en vano fueron hallados de a miles en las excavaciones arqueológicas.

En la Edad Media, la historia cuenta que las brujas transformaron al gato negro en un elemento muy importante para efectuar sus rituales y hechizos. En la actualidad, los supersticiosos tienen temor del gato negro que se cruza en su camino. Este hecho representa nítidamente el conflicto que se producía entre la Iglesia y las prácticas paganas de la brujería.

En Egipto el gato estaba considerado como la reencarnación de los dioses que se encontraban en el trance de comunicarse con los hombres para manifestarles su voluntad. Los gatos en el Antiguo Egipto también eran momificados y todo aquel que mataba a un gato recibía la pena de muerte.

Si viajas a Egipto podrás encontrar decenas de opciones de souvenirs con la figura de un gato negro.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?