El Hombre de Mungo es el el ancestro de los aborígenes australianos

Hombre de Mungo

Los antropólogos del mundo conocen bien los restos del Hombre de Mungo, restos humanos que fueron encontrados en el lago Mungo, en Nueva Gales del Sur, zona a su vez declarada Patrimonio Mundial.

Los restos del Hombre de Mungo fueron encontrados en 1969 pero con posterioridad otros restos fueron encontrados en el lugar y todos se dataron entre 40 y 70 mil años atrás, como pertenecientes al Pleistoceno. Anatomicamente son los de un humano moderno y son los mas antiguos encontrados en Australia hasta la fecha. La noticia es que estos restos han sido examinados  de nuevo confirmando que los aborígenes australianos son sus descendientes y dejando atrás la idea de que pertenecían a un linaje ya extinto previo a los aborígenes.

Hasta ahora había científicos que pensaban que los aborígenes y el Hombre de Mungo no tenían relación y sopesaban la idea de que el hombre llegó a Australia desde el sudeste asiático. Pero se analizó de nuevo el ADN de los restos de este cazador recolector, de los restos encontrados en los años ’70, y así la teoría de que los aborígenes no fueron los primeros pobladores de Australia fue descartada.

Hoy en día la zona de los lagos forma parte del Parque Nacional Mungo y puede ser visitada. Se accede por una ruta olvidada pero se han instalado pasarelas por sobre las dunas de arena. Hay guías de las comunidades de aborigen que te explican cómo es el lugar.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*