El lago Burley Griffin, un lago artificial en Canberra

Canberra tiene un enorme lago artificial que se completó en1964 después de que se construyera la represa del río Molonglo. Se trata del Lago Burley Griffin y fue bautizado con este nombre en honor al arquitecto que ganó el concurso de diseño de la capital.

Bueno, Griffin diseñó el lago con muchos motivos geométricos pero haciéndolo coincidir con las características naturales de la geografía. Empero, al gobierno australiano no le gustó y cambiaron los planos originales antes de que el proyecto siquiera comenzara. Griffin finalmente abandonó el país en los años ’20 y el lago no pudo hacerse porque primero vino la Gran depresión y después la Segunda Guerra Mundial, así que hasta 1950 los planes del lago artificial no se retomaron.

Los trabajos comenzaron en 1960 y se construyó la represa, puentes y diques que generaron un enorme lago en el centro de la ciudad como había soñado en su momento Griffin. En sus orillas hay muchos museos y galerías de arte importantes, parques y sitios de recreo ideales para los meses de verano. Pero en sus aguas se puede nadar, pescar, navegar o hacer el típico tour en catamaran que hacen todos los turistas y que te recomendamos no perder. El lago mide 11 km de largo y una profundidad máxima de 18 metros cerca de la represa.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*