El lago Estinfalo y sus aves monstruosas

Heracles y los pajaros de estinfalos

El lago Estinfalo se encontraba a los pies del monte Cilene en la parte más baja del valle,  allí desaguaban dos ríos por medio de catavotras (canales), después de un cauce subterráneo de 35 km vuelven a surgir al exterior en Argos.
Las aves eran criaturas monstruosas de la mitología griega que tenían el pico, las patas y las alas de bronce. Otra de sus características era la toxicidad de sus excrementos que destruían todas las cosechas y eran carnívoras.
Nadie las pudo matar porque ellas se defendían dejando caer sus plumas metálicas sobre sus agresores y luego devoraban sus cuerpos si la persona no estaba armada, pero si llevaban armas huían. Ellas destruían todas las cosechas de los alrededores, devoraban al ganado y a las personas  que pasaban por el lugar.
Las aguas del lago no recibían la luz del sol ni reflejaban las estrellas porque estaba completamente tapado por las aves.
Euristeo le encomendó a Heracles (identificado como Hércules por los romanos) 12 trabajos y uno de ellos el quinto era terminar con las aves del lago Estinfalo.


Heracles no sabía como realizar esa tarea ya que eran muchas aves para sus flechas y sus fuerzas no eran tantas como para matarlas a todas. Pero como siempre los dioses andaban cerca y la diosa Atenea que le gustaba ayudar a los grandes hombres griegos lo ayudó dándole un cascabel de bronce que tenía como propiedad espantar las aves y le multiplicaba las flechas.
El debía subir a la montaña y hacer sonar el cascabel, así ellas se iban espantadas y en su huída Heracles  las derribaban con su flecha. De esta manera el lago se vio libre de las aves monstruosas.
Ese lugar hoy se llama valle de Zaraka.

3 comentarios, deja el tuyo

  1.   alberto dijo

    Que curioso

  2.   JOSE dijo

    Buenisimas estas narraciones de Raul Silva, pero debemos aplicar la Ley de Analogias para llevarlas a nuestro mundo interior
    psicologico donde abundan esa aves que vuelan con nuestro pensamientos y divagacion mental y eliminarlas con la LUZ DE NUESTRA CONCIENCIA

  3.   JOSE dijo

    Lo mismo sucede con los restantes 11 Trabajos de Hercules (ya que son 12)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?