El mirto, árbol mitológico

myrrha_adonis_regius_10

Según la mitología Esmirna, hija de un rey asirio, se burlaba de Afrodita diosa del amor, diciendo que ella era más linda. Afrodita para vengarse la castigó con un amor loco por su padre. Esmirna una noche aprovechando la oscuridad entró a la cama de su padre y se le ofreció. Su padre cuando descubrió el engañoso incesto, se desconcertó y enfurecido desenvainó su espada, la persiguió, sólo escapó cuando Afrodita la convierte en un árbol de mirto. Cuando llegó el momento del parto,  la corteza estalló y de ella salió un varón que lo llamaron Adonis, como la madre Esmirna no lo podía criar, Afrodita se apiadó del bebé y se lo dio para que lo criara Perséfone.

Perséfone se enamoró de Adonis y lo guardó para ella, para convertirlo en su amante, Afrodita celosa lo reclama. La disputa es tal que tuvo que intervenir Zeus, dándoselos a las dos, pero el triángulo amoroso no funcionó, y derivó en un ataque de celos, que trajo la muerte a cuchillo de Adonis por manos del dios Ares. Adonis, se vio obligado a pasar confinado en el infierno. Pero la diosa Afrodita lo sacaba cada seis meses para disfrutar de su amor.

Esta historia es para muchas culturas una alegoría sobre la agricultura. La semilla se esconde bajo de la tierra como Adonis, nace en primavera, cuando Afrodita diosa de la fecundidad se une con Adonis, cuando fructifica es el verano, cae bajo la hoz del segador.

La madera del mirto es muy codiciada por ebanistas o torneros porque es dura y moteada. Al mirto lo usan para hacer bonsáis, o como árbol ornamental. La poda se puede realizar en las últimas semanas de invierno, se multiplica por semillas o por esquejes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?