El Monte Olimpo

El Monte Olimpo

Grecia es el país de Europa con más picos montañosos, el pico más alto es el Mytikas con 2,919 metros sobre el nivel del mar y pertenece a la cadena del Monte Olimpo. Es el cuarto pico más alto sólo son más altos el monte Blanc, el pico Mulhacén y el monte Etna.
Monte Olimpo quiere decir luminoso, es la  montaña más alta de Grecia y la segunda de los Balcanes. Su ubicación  entre Tesalia y Macedonia, es muy importante por su belleza y sus muchas historias mitológicas, también por ser una reserva de la biosfera y se encuentra a 20 km. del mar.
La mitología griega tenía al Monte Olimpo como “la morada de los dioses”, y donde vivía Zeus el dios superior. Se creía que habitaban en palacios de cristal.
Desde 1938 el Monte Olimpo es declarado reserva natural griega, y en el 1981 fue declarado patrimonio natural de la Unión Europea, en su categoría de reserva de la biosfera.
El monte Olimpo tiene mucha vegetación y fauna de montaña, predominando la endémica (perteneciente al lugar), tiene más de 1.700 especies.


Para subirlo se necesita cerca de dos días y se puede pernoctar en un refugio, así se puede continuar con más fuerzas al día siguiente  y apreciar todas las bellezas del Monte y las bellezas que desde allí se pueden ver.
Subirlo es todo un desafío para los expertos en montañismo.
El pueblo Litójoron está al pies de la montaña y es donde todos los que disfrutaron del ascenso del Monte toman un café griego y pueden tener otra visión del Olimpo, mirarlo en su inmensidad desde el nivel del mar, ver como su cumbre parece entrarse en el cielo.

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Cameron Berry dijo

    Una vez victoriosos, los dioses olímpicos establecieron su morada en el monte. Por las faldas del Olimpo rodaría Hefesto, al ser lanzado por su madre, la iracunda Hera, tras observar que su hijo había nacido malformado. Años después, la mítica montaña sería el escenario del matrimonio que uniría, ironías del destino, a Afrodita, diosa del amor, y Hefesto, el desgarbado dios herrero. También los dioses tenían sus escarceos amorosos y, una vez más, el Olimpo es el escenario de la historia. En esta ocasión, Ares, dios de la guerra, fue sorprendido por el resto de los dioses cuando yacía en los brazos de Afrodita, atrapados por la red de oro fabricada por su esposo Hefesto. Es el Olimpo además una de las reservas forestales más importantes del país, destacando sus bosques y fauna de montaña así como algunos endemismos florales. A los pies del monte se encuentra el pueblo de Litójoro. Si puede, deténgase por unos momentos y tome un café en alguno de los establecimientos junto al mar, desde donde tendrá una impresionante vista de la mole del Olimpo, a un lado, y de las aguas del golfo Termaico, al otro.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*