El mosaico Cave Canem, en Pompeya

mosaico-cave-canem

Las ruinas de Pompeya se cuentan entre los atractivos principales de Italia. Después de todo se trata de unas ruinas muy bien conservadas, tanto que permiten ver realmente como era la vida cotidiana en la antigua Roma. Pompeya y Herculano han pasado a la historia como las trágicas ciudades desparecidas tras la erupción del volcán Vesubia, pero esa tragedia hace tanto tiempo ocurrida nos ha brindado información de ese pasado muy valiosa.

Muchas de las elegantes casas de Pompeya, después de todo era una ciudad de recreo, estaban decoradas con mosaicos. Las cenizas que por siglos cubrieron la ciudad han preservado muchos de ellos y entre los más conocidos se encuentra el mosaico del perro , el mosaico Cave Canem. Este mosaico romano se encuentra en la entrada de la Casa del Poeta Trágico y representa un importante perro de color negro que simplemente avisaba a quien pasaba por allí o estaba por entrar que había un perro.

Esta imagen está reproducida por todo Roma y también hay muchos souvenires de todo tipo con ella. Por muchos años el mosaico estuvo a la intemperie y padeció esa situación. Las teselas estaban en mal estado, con grietas, y descoloridas así que la reparación era urgente. Por eso las autoridades de Pompeya decidieron retirar el mosaico de exhibición y someterlo a una cuidadosa restauración.

Y por fin, a comienzos de julio el mosaico de Cave Canem volvió a su sitio original en la puerta de la casa del Poeta Trágico, como se ha dado en llamar esta vivienda. Las teselas están limpias y gozan de colores vívidos. Para que no se arruine ha sido cubierta por un vidrio.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*