El Museo de la Piratería, en Santiago de Cuba

museo-de-la-pirateria

Playas, aguas turquesas, arenas blancas, sol radiante. Con estas palabras uno podría describir el Caribe de hoy pero si viajáramos atrás en el tiempo seguramente deberíamos incluir las palabras “piratas”, “corsarios”, “ataques”, “hundimientos” y “saqueos”. El mar caribe era un lugar agitado hace varios siglos y un destino plagado de peligros si uno viajaba en un barco que además, transportaba oro o algún otro cargamento precioso.

castillo-del-morro-santiago-de-cuba

Bueno, recordando aquellos tiempos podemos visitar en Santiago de Cuba el llamado Museo de la Piratería. En este lugar se encuentran en exhibición muchas cosas y objetos de esa época pero además se brinda al visitante información sobre cómo la ciudad fue objeto de muchos ataques durante 24 largos años. Ataques, por supuesto, de piratas, siendo uno de los mas importantes aquel donde Jacques de Sores secuestro a las autoridades y pidió un rescate de 80 mil piezas de oro.

castillo-morro-santiago-cuba

El Museo de la Piratería funciona en el Castillo del Morro de Santiago de Cuba, uno de los lugares que se construyeron efectivamente para defenderse de los piratas.

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Nelson Armando Quintana dijo

    Estimados señores:

    Soy colombiano, con mas de quince años de conocimiento y experiencia en procesos relacionados con la elaboración de muebles y restauración de obras de arte e instlaciones en madera. Con capacidad de organización y liderazgo en la ejecución de las tareas asignadas. Buena aptitud para el trabajo en equipo. Facilidad para innovar y crear. Manejo eficiente de la comunicación. Adaptabilidad al cambio y al aprendizaje continuo.

    También cuento con experiencia en el diseño, elaboración de cocinas integrales, show rooms, stands, closets, paneles, bibliotecas, techos en drywal.

    Agradezco si me brindan información sobre entidades o empresas que estén interesadas en contar con mis servicios.
    Cordial salduo,
    Nelson Armando Quintana

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*