El observatorio del Castillo Blackrock, en Cork

A unos dos kilómetros del corazón de la ciudad de Cork, a orillas del río lee, se alza un castillo conocido con el nombre de Castillo Blackrock. Fue construido en el siglo XVI y es sede de un proyecto de investigación científica relacionada con el cosmos. El proyecto es amparado por la municipalidad de Cork y realmente es un sitio muy interesante para visitar con niños pues se termina conociendo bien y de una manera muy entretenida la ciencia.

El castillo fue un pedido que la gente de Cork le hizo a la reina Isabel I para repeler a los piratas y otros invasores. La reina aceptó y el castillo se construyó con una enorme y circular torre desde donde se protegía a la ciudad de la llegada de veleros no deseados desde las aguas del mar. Todavía queda algo de esta torre circular sobre el borde del agua, con sus 10.5 metros de diámetro y sus muros de 2.2 metros de ancho ideales para instalar cañones.

El castillo fue propiedad de la municipalidad y fue utilizado para distintos propósitos. Un incendio lo destruyó en 1827 pero al año siguiente fue reconstruido y después fue utilizado como oficina, restaurante y hasta residencia privada. Hoy alberga un centro astronómico desarrollado por la importante empres multimedia Martello Media y siempre ha una exhibición para el público relacionada con la historia y la maravillas del cosmos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?