El Paseo Marítimo de Marbella cada vez más cerca de su finalización.

El Paseo Marítimo de Marbella, entre Puerto Banús y San Pedro Alcántara, presentaba especiales dificultades en la desembocadura del río Guadaiza. Enormes rocas y una plancha de hormigón que impedían el normal tránsito y aseguraban el peligro de un accidente a los más osados, tienen, desde ayer una pasarela de madera que hará olvidar totalmente este peligroso entorno.

Se trata de un tramo del paseo marítimo de Marbella de unos 140 metros lineales que se localiza entre las urbanizaciones Malibú y Ventura del Mar, en las que se ha trabajado durante algo más de cuatro meses y se ha gastado un presupuesto de 350.000 euros para que los viandantes y ciclistas puedan recorrer esta zona del litoral marbellí sin problema alguno; ejn cuanto sea posible también se retirarán tubos y torretas que están en desuso.

Se facilitarán estos trabajos por la intervención que se ha realizado en la Playa de Ventura del Mar, donde se ha construido un sendero de tres metros de ancho, se ha limpiado y demolido la escollera, los terrenos se han nivelado y se ha colocado una nueva escollera que proteja a la pasarela de los temporales; asimismo el saneamiento se ha desviado para sacarlo de la playa, instalándose mobiliario nuevo, duchas e iluminación.

El tramo que va de la desembocadura del Río Guadaiza y Ventura del Mar es el único que queda por intervenir para tener los 27 kilómetros de litoral unidos por el paseo marítimo en Marbella. El obstáculo lo constituyen tres casas y el Ayuntamiento de Marbella está en contacto con los propietarios para resolver el conflicto sin tener que llegar a las expropiaciones ya que los jardines y muros se encuentran en zona de servidumbre de paso.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *