El Plan Insular hidrológico de Tenerife

 gota de agua

Consciente de los limitados recursos hídricos, el Cabildo de Tenerife, estableció el Plan Hidrológico Insular, que entró en vigor en febrero de 1997. De acuerdo con el Consejo Insular de Aguas, las aguas subterráneas siguen siendo la fuente principal de la isla y representan más del 90% del total de los suministros. Sin embargo, hay dos problemas importantes: la sobreexplotación y degradación de la calidad.

Aunque la agricultura ha disminuido su consumo de agua en los últimos años, sigue siendo el principal consumidor de uso de los recursos. Por otro lado, las necesidades de consumo se han incrementado debido a los turistas. La situación actual requiere nuevas fuentes de distribución, incluyendo la reutilización de aguas residuales y la desalinización.

En julio de 1998, la primera desaladora de agua de mar comenzó a funcionar en el sur de la isla. Actualmente hay una producción de 20.000 m3. También hay residuos de aguas residuales que permite diferentes tipos de consumo de agua.

Por otro lado, la isla también tiene estaciones que mejoran la calidad de las aguas subterráneas mediante la reducción de minerales, en las estaciones de desmineralización. Otras estaciones se encargan de reducir las sales producidas por la sobreexplotación del acuífero subterráneo, nos referimos a la desalinización de aguas salobres.

Más información: Fuerteventura, una isla para soñar

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *