El poblado de Almuradiel (II)

A más de las fiestas y monumentos hermosos que se pueden disfrutar una visita turística al poblado de Almuradiel, están otros factores que son dignos de conocer, tal como es el caso de su deliciosa gastronomía así como del entorno paisajístico que rodea al poblado.

Su gastronomía más bien tiende a ser un poco variada, siendo las rosquillas saladas, las migas, las gachas entre otros más que vienen a ser típicos y característicos de este poblado. Una de las tradiciones que se ha mantenido hasta la fecha actual viene a ser el festejo a Nuestra Señora Patrona de la Inmaculada Concepción, para lo cual se realiza una gran hoguera que muestra el entusiasmo de sus habitantes, lo cual viene acompañado siempre de un espectáculo de fuegos artificiales.

El poblado de Almuradiel no es tan antiguo como podría pensarse, ya que prácticamente desde el año de 1781 es que la gente empezó a poblar esta región, lo cual fue debido a que Carlos III había autorizado la repoblación de toda la sierra morena, ya que se requería de elemento humano que ayude a formar el paso de Andalucía a Castilla La Mancha, debiéndose para ello reconstruir caminos por medio de los desfiladeros que existen en la región.

La iglesia principal del poblado de Almuradiel sufrió algunos destrozos durante la guerra de la independencia, esto debido a que las tropas francesas decidieron ubicarse en este lugar, habiendo causado gran perjuicio para sus habitantes.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *