El Santuario de Atenea Pronaia en Delfos

atenea-pronaia

Al otro lado de la calle donde está el Museo Arqueológico de Delfos hay un segundo recinto que la mayor parte de los turistas que van en excursiones organizadas terminan perdiéndose. Este recinto está dividido en dos partes y el más cercano es el que está dedicado a los deportes: el Gimnasio porticado.

Este gimnasio solía tener unos 7 metros de ancho y unos 178,35 metros de largo y estaba construido en mármol de Poros. Hoy solo queda el basamento original de las columnas y un poco del perímetro del recinto. Incluso mas adelante veremos una pista cubierta de unos 7 metros de ancho, unas termas de la época romana y una palestra.

Muy cerca nos toparemos con el llamado Santuario de Atenea Pronaia, un complejo de edificios que llegando desde el gimnasio guardan el siguiente orden: está primero la “casa de la sacerdotisa” junto a los cimientos del último templo de Atenea construido entre el 370 y 360 AC, de estilo dórico con seis columnas al frente y otras dos en el interior de estilo jónico. Y más allá vemos los restos de un tholos del años 390 AC, un edificio circular con 20 columnas dóricas por fuera y 10 por dentro apoyadas todas sobre un pedimento escalonado.

tholos

Hoy de todas ellas solo vemos tres sustentando parte del arquitrabe y eso hace que podamos imaginar su esplendor pasado. Al lado hay dos tesoros que tienen columnas, uno jónicas, otro dóricas y enfrente dos pedestales donde solían esatr la estatua del emperador Adriano y el famoso trofeo de Delfos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?