El schnitzel, un plato típicamente austríaco

schnitzel

La gastronomía austríaca está llena de deliciosos platos exquisitos que merece la pena conocer (y, cómo no, probar).

Vamos a hablar del Schnitzel. La historia de este plato es muy antigua y se remonta a la época del esplendor del antiguo Bizancio. El plato llegó hasta España a través de los comerciantes árabes. Desde allí pasó a Italia.

Según apuntan los datos históricos, el plato llegó hasta Viena alrededor del siglo XV o XVI. Aunque hay otras teorías que lo sitúan mucho más tarde, en 1857, cuando lo habría introducido el Mariscal de Campo Radetzky, después de la victoria a los rebeldes en Milán, a los que tomaría la receta de un plato llamado coletta, que se ha terminado convirtiendo en el Schnitzel.

El típico Schnitzel de Viena se prepara con un filete fino de ternera (antes se ablanda lo suficiente golpeándolo con un mazo). Después, la carne se mete en harina de trigo, huevo batido y pan rallado (una especie de rebozado) y se termina friendo. En algunas ocasiones, el pan se sazona con pimienta negra molida.

Normalmente, el plato se acompaña de ensalada de patata y alguna rodaja de limón. El arroz y la salsa de arándanos rojos son otros de los acompañamientos que tradicionalmente han acompañado al schnitzel.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?