El Tiempo del Sueño

Estas palabras son poéticas, casi mágicas, ¿no es cierto? Remiten inmediatamente a la cultura mitológica de los aborígenes australianos pues para ellos El Sueño es aquel momento, lejano en el tiempo, en el que los dioses crearon el mundo. El génesis aborigen. A la par de la vida diaria, cotidiana, del devenir de los días y los años, perciben la existencia de un ciclo paralelo espiritual e infinito, el tiempo del sueño, que es tan real como la realidad misma o más todavía pues lo que sucede en este tiempo paralelo es lo que determina el acontecer del tiempo cotidiano.

Los aborígenes australianos consideran que cada ser humano existe de una manera eterna en este sueño y que siempre ha existido allí, incluso antes de nacer, y seguirá existiendo también después de morir. Los espíritus existen antes de nacer y se materializan a través de la madre que los trae al mundo. Durante el quinto mes de gestación el espíritu entra al feto, al  momento del primer movimiento. Para ellos todos somos antes de nacer, plantas, humanos y animales, así que nuestra relación es estrecha.  Fueron las canciones de los seres arquetípicos, los dioses, quienes crearon el mundo en donde nos materialziamos. Por eso es que los aborígenes australianos le dan tanta importancia a mantener una buena relación con el mediomabiente, algo que les supuso un conflicto con la llegada del hombre blanco.

Como ves, la cultura ecológica es algo que también está presente por aquí. El espíritu, el alma, cuando el alma entra al cuerpo y todo eso parece formar parte de nuestras inquietudes humanas en todo el mundo y en todas las épocas, aquí, allá y en la antigua Australia también. Inquietudes espirituales sin fronteras.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*