El trafico en Roma

trafico en Roma

A diferencia de otras ciudades europeas como Berlín, Madrid o París donde se puede circular en coche con relativa tranquilidad, el tráfico en Roma es todo un lío. Claro, no vamos a negar que otras capitales de Europa y el mundo tienen problemas de circulación. Quedarse atrapado en un atasco no es una novedad para el ciudadano medio. Sin embargo, el problema con el tráfico en Roma va mucho más allá de los consabidos atascos.

La ciudad tiene un diseño particular de calles anchas, pequeñas, rond-points, dobles vías, subidas, bajadas, que solo los romanos manejan a la perfección. Ellos conocen muy bien las vías y lo hacen saber, pues podemos decir que la gente acostumbra a ir con un poco de prisa a bordo de su coche.
Amigos italianos siempre me dijeron que en Italia los semáforos más que una condición son un consejo y para muchos romanos un semáforo en rojo no es más que una opción. Esto hace que como turista se piense más de una vez al cruzar la calle ya que es importante entender claramente de que flanco van a venir los coches a toda velocidad.

Y ni hablar de las motos, muchos romanos las prefieren a los coches. Todo el mundo quiere ser más veloz. Si tu próximo viaje es a Roma tienes que saber que allí el tráfico es difícil y aunque eso no es suficiente para mermar las maravillas de la ciudad sí merece un poco de atención a la hora de caminar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?