El Xerez vence al Albacete en un partido en el que se quedó con nueve

Hay ocasiones en las que resulta mejor no hablar de los árbitros. Decir sencillamente que el colegiado del encuentro de hoy ha sido malo, es quedarnos muy pero que muy cortos. A los 20 minutos de juego ya había expulsado a Esteban Vigo, por unas protestas, al delantero xerecista Calle, y al portero Jonathan del Albacete, por un rifi rafe entre ambos en la línea de gol. Malo, malo de solemnidad. El partido ya se ponía bronco desde el principio, pero no por culpa de los jugadores, precisamente. A los 10 minutos de juego, penalty más que dudoso de Redondo sobre un atacante albaceteño, que Alex Pérez transforma para adelantar a los manchegos. El Xerez estaba jugando bien, y siguió haciéndolo. Pedro Ríos cortaba como la mantequilla la banda derecha, Viqueira daba pases al hueco, entre líneas, y Francis se antojaba como uno de los hombres más importantes de este Xerez en la medular mientras Antoñito ponía la calidad arriba, tras la expulsión de Calle. El Xerez dominaba y disfrutaba de ocasiones para marcar. Hubo momentos en los que los visitantes apenas podían salir de su campo, viendo las acometidas xerecistas. Pero la pelota no quiso entrar hasta que, dos minutos por encima del 45, una perfecta combinación entre Antoñito, Moreno dentro del área, y Aythami, propició que este último remachara en boca de gol el justísimo tanto del empate. La segunda parte comenzó de nuevo con protagonismo del trencilla de turno. En una falta que se comete un metro fuera del área, el colegiado ve penalty. La pifia de las gordas quedó en un primer lanzamiento de los manchegos que fue a gol, pero el de negro mandó repetir, para que, en el posterior disparo, Chema se luciera, atajando el penalty. De ahí en adelante, el Xerez toma el mando del partido. Minutos después, una magnífica triangulación al borde del área entre Viqueira y Pedro Ríos acaba en un pase al hueco de este último para Antoñito que, libre de marca, ejecuta con la calidad que sólo sabe hacer el sevillano. Era el minuto 66 de partido, y el Xerez le daba la vuelta al encuentro. Pero el colegiado no quería ni mucho menos que el partido se solucionara de esta manera. En una internada de Mendoza en el área manchega, el jugador es derribado, y el árbitro ve simulación por parte del xerecista, sacándole tarjeta amarilla, la segunda de su cuenta, con lo que el defensa del Xerez es expulsado. Faltaban casi 15 minutos para la finalización del partido, y el Xerez con 9 se ve en la tesitura de replegar líneas. El Albacete se fue en busca del empate, pero, a decir verdad, los manchegos no han andado muy atinados ni muy seguros en el juego en la tarde de hoy. Tan sólo la incertidumbre del resultado y la inquietud han propiciado que la emoción se alargara más de la cuenta. Al final, victoria muy justa del Xerez, que encadena su segundo triunfo en dos partidos, liderando la tabla con 6 puntos, los mismos que Girona, Eibar y Levante.  ]]>

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Deportes

Absolut Jerez

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la bella localidad de Jerez de la Frontera.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *