Esquilino, colina y barrio de Roma

Esquilino

Como todo el mundo sabe, Roma está rodeada por siete colinas: Aventino, Capitolino, Celio, Monte Palatino, Quirinal, Viminal y Esquilino. Precisamente esta última, con 64 metros de alto y situada al norte del Coliseo y al este de la Vía Cavour, es la más grande de todas.

Contaba con tres cimas, Cispiom, Fagutal y Opio, y dio nombre también a una de las cuatro regiones en las que se dividió la ciudad en la época republicana (las otras eran Suburana, Colina y Palatina).

Esquilino es también uno de los barrios más populares de Roma. Un lugar al que podéis ir después de visitar el propio Coliseo, ya que aquí hay algunos atractivos de interés. Empezando por la Domus Area, el palacio imperial de Nerón o la Basílica de San Giovanni in Laterano, la antigua residencia de los papas. Y hay que continuar por la Iglesia de San Pedro in Vincoli o el Museo Nacional Romano.

Ya que estamos en este barrio debemos subir a la colina para visitar la Iglesia di Santa María Maggiore, así como la Iglesia di Santa Prassede, que tiene su origen en el siglo IX, o la Iglesia de Santa Prudenziana, la cual conserva en su interior algunos extraordinarios mosaicos del siglo V. También hay que perderse un poco por el barrio Monti, de estrechas callejuelas medievales, mesones, tabernas y tiendas alternativas.

No vais a tener pérdida para encontrar la colina y el barrio, ya que se sitúa alrededor de la Estación de Términi y la Piazza Vittorio. Una opción más que interesante, sobre todo si paseáis por el mercado Esquilino, el cual ofrece productos típicamente italianos y exóticos que difícilmente vais a encontrar en otros mercados de la ciudad.

Más información – Hoteles cerca del Coliseo, Basílica Santa María Maggiore

Imagen – Ancupm

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?