Flores del Invierno Griego

ciclamen1

El ciclamen es la flor de invierno más popular de Europa, es una verdadera flor de invierno, el frío la estimula a crecer y a florecer. Es indicada para que esté al aire libre, en los balcones. El ciclamen, no soporta la luz directa del sol, pero le va muy bien la semisombra. En el lenguaje de las flores el ciclamen simboliza el amor maternal. Hay muchas variedades de ésta flor. Su nombre científico es cyclamen persicum L, también es conocida como violeta de los Alpes o violeta persa.

Grecia la ha adoptado como flor nacional.

Su nombre deriva de la palabra griega Kyclos y Minos, que significa, receptáculo circular, por la redondez del tallo que sostiene la cápsula de las semillas.

Las flores son solitarias ubicadas en el extremo del tallo, son hermafroditas, sus colores van desde el blanco al rojo oscuro, con muchas tonalidades intermedias.

Es originaria de Oriente Medio, de las islas del Egeo, y de Persia. Es una planta herbácea, que puede medir hasta 40 cm, es perenne, bulbosa. El tubérculo es grueso, achatado,  le gusta mucho a los cerdos, y a los jabalíes. Los tubérculos se guardan en un lugar seco, fresco y oscuro hasta la temporada siguiente, para plantarlos nuevamente. Durante el período en que están guardados hay que vigilarlos, para sacar si hay alguno enfermo.

En otoño se puede comenzar con la nueva plantación, no es necesario cubrirlos totalmente con tierra. No es aconsejable dejar los tubérculos en la planta todo el año porque puede que con las lluvias de la primavera se pudra y además si perduran la floración no va a ser muy buena.

El ciclamen es muy perseguido por los hongos, se deben quitar las hojas enfermas y aplicar los insecticidas y fungicidas adecuados.

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   am.m dijo

    els isu ?? ferderadf´ ..

  2.   am.m dijo

    hola

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?