Esclavos en la Grecia Antigua

La existencia de esclavos en la Grecia antigua se remonta a los primeros tiempos de aquella civilización y continúa hasta su decadencia. Ya en época micénica (1600-1200 antes de Cristo) se valían de ellos para su economía. Y en el Periodo Helenístico (323-31 antes de Jesucristo) aún hay registrados esclavos como propiedad de grandes señores.

Sin embargo, como sucede también con la esclavitud en Egipto y en Roma, cada época tuvo su propia consideración de estas personas privadas de libertad. E igualmente no todas tenían el mismo estatus. Si te interesa conocer más sobre los esclavos en la Grecia antigua, te invitamos a seguir leyendo.

Cómo se llegaba a la condición de esclavo en la Grecia antigua

Los esclavos en la Grecia antigua podían ser tanto ciudadanos extranjeros como nativos que, por uno u otro motivo, habían perdido sus derechos de personas libres. Pero, básicamente, llegaban a esa condición por tres causas.

Prisioneros de guerra

Una de las fuentes más habituales de consecución de esclavos para los griegos eran las guerras en las que resultaban victoriosos. En ello también coincide su civilización con la romana y la egipcia. Se trataba principalmente de ciudadanos frigios, carios, lidios, escitas, cirenaicos o tracios.

En cuanto al género, los griegos capturaban tanto a hombres como mujeres. Es decir, no solo tomaban como esclavos a los soldados que les habían hecho frente. También sus mujeres e incluso los niños eran capturados para ser destinados a la esclavitud. Los hombres se dedicaban a las tareas que exigían un mayor esfuerzo físico; las mujeres a las labores del hogar y los niños, o bien colaboraban con estas o bien se vendían a mercaderes de esclavos quienes esperaban a que crecieran para revenderlos.

Un esclavo acompañando a su amo

Señor acompañado por su esclavo

Capturados por piratas

Otros esclavos en la Grecia antigua eran ciudadanos libres de otras naciones que habían sido secuestrados por piratas en el transcurso de sus ataques a diferentes puertos del Mediterráneo.

Luego eran vendidos por los propios corsarios en los muchos mercados de esclavos que había o puestos en manos de traficantes que se los compraban. Respecto a esos mercados, eran muchos en la antigua Grecia. Pero tuvieron especial relevancia los puertos del Pireo pertenecientes a Atenas, así como los de Delos, Corinto, Éfeso o Egina.

Esclavos por deudas

Otra fuente de suministro de esclavos en la Grecia antigua tenía relación con las deudas. Ciudadanos libres que se veían en la imposibilidad de afrontar sus pagos caían en la condición de esclavos. Era un caso frecuente, por ejemplo, entre los campesinos que arrendaban tierras y no podían pagar este alquiler al terrateniente. En tal caso, quedaban sometidos a este.

Bien es cierto que su esclavitud era limitada. En el momento en que conseguían abonar esos pagos pendientes, quedaban automáticamente liberados y volvían a su condición de ciudadanos libres.

Sin embargo, en este caso debemos hacerte una precisión que afecta a la polis de Atenas. En el siglo VI antes de Cristo, el legislador Solón prohibió esta práctica por lo que dejó de realizarse.

El precio de los esclavos

Como estas personas desdichadas eran consideradas una pura mercancía material, el precio de los esclavos cambiaba tanto en función de la época como de las puras leyes de la oferta y la demanda. Es decir, cuando se necesitaban esclavos y había pocos, su precio subía, mientras que, cuando abundaban, su coste bajaba.

Una esclava atendiendo a su señora

Esclava atendiendo a su señora

Asimismo, no todos costaban lo mismo. Era distinto el precio de un hombre fuerte destinado a trabajos exigentes que el de un hombre mayor al cual ya no podía sacarse rendimiento. No obstante, en todo caso, tener un esclavo no era muy caro en la antigua Grecia. Podríamos decirte, por ejemplo, que el salario anual que percibía un obrero ateniense ya era bastante para adquirir uno.

La condición de esclavo en la Grecia antigua

De cualquier modo, desde un punto de vista humano, nos interesa más saber cuáles eran las condiciones de vida de un esclavo en la Grecia antigua. Pero lo que vas a leer no te va a gustar.

Porque, para los griegos, tan civilizados para otras cosas, un esclavo no era más que una mercancía. Para ellos, tenía el mismo valor que un animal doméstico como los que integraban su ganado. De hecho, lo único que preocupaba a sus señores es que estuvieran bien alimentados. Pero, ni siquiera en este caso era por benevolencia, sino por interés: cuanto mejor cuidados estuvieran en este sentido, mejor rendimiento laboral ofrecerían.

Respecto a la esperanza de vida de los esclavos griegos, dependía del trabajo a que estuvieran destinados. Como comprenderás, no era lo mismo un esclavo que se dedicase a extraer plata de las minas del monte Laurion, en Atenas, que otro dedicado a tareas intelectuales como educar a los hijos de su señor o llevar las cuentas de este.

Lógicamente, la esperanza de vida de un esclavo también estaba en función de la benevolencia de su amo. En la literatura griega hay muchos ejemplos de señores que los trataban con humanidad, pero también de otros que eran extremadamente crueles con ellos. En todo caso, el esclavo podía ser sometido a castigos físicos como latigazos. Y autores como Jenofonte o Esquilo recomendaban en sus obras que se les tratase bien.

Sin embargo, no debes engañarte pues tampoco no lo hacían por humanidad. La razón que esgrimían para ello era que así no se escaparían ni conspirarían contra su amo y que tendrían un mejor rendimiento.

Un relieve con esclavos

Relieve de una escena con esclavos

La liberación de los esclavos en la Grecia antigua

Al igual que sucedía en el antiguo Egipto y en el imperio romano, los esclavos griegos podían ser liberados por su señor. Para hacerlo, bastaba con que este lo manifestara públicamente. Incluso se dieron casos de propietarios que lo hicieron en medio de representaciones teatrales o en un juicio, todo lo cual hubo de prohibirse pues daba lugar a alteraciones de orden público.

También encontramos en testimonios de la época casos de liberaciones colectivas de esclavos. Por ejemplo, se hizo en Tasos para agradecerles su fidelidad durante una situación de guerra.

Por otra parte, un esclavo podía comprar su libertad a cambio de dinero. Para ello, podía solicitar un préstamo o recurrir a la ayuda de su familia. Incluso se daban casos de liberaciones parciales. En este sentido, podemos hablarte de la paramoné, un contrato por el cual el esclavo trabajaba para su amo hasta la muerte de este y luego quedaba libre. Es decir, los herederos no podían disponer de él.

Sin embargo, al ser liberado no se convertía en ciudadano libre. Su estatus se parecía más al del meteco (nombre que se daba a los extranjeros) y por tanto tenían algunas obligaciones.

En conclusión, los esclavos en la Grecia antigua tenían una condición tan desdichada como la de quienes se hallaban en su misma situación en Egipto o Roma. Si bien en la primera de estas civilizaciones poseían algunos derechos.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

10 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1.   joel dijo

    quienes eran los esclavosmas caros en grecia

  2.   daLe >. dijo

    no cache

  3.   sandra dijo

    Los que habeis ecrito sois una panda de frikis sin amigos

    1.    tomas dijo

      es verdad

  4.   angelita dijo

    que significa frikis a pero yo tambien quiero saber un esclavo griego con 5 letras

  5.   jorge dijo

    Ilotas

  6.   YAYA dijo

    ¿como eran castigados?

    1.    laura dijo

      eran castigados con latigo fuertemente

  7.   auca dijo

    que ignorante que es sandra

  8.   alex dijo

    por que eran esclavos