Helios, el gran dios del sol

Hablemos hoy un poco sobre mitología griega. El sol siempre ha alumbrado la vida de los seres humanos y ha marcado el destino de muchas civilizaciones. Los griegos antiguos lo llamaban Helios y era así la personificación del astro. Como muchos dioses griegos Helios se presentaba como un joven bien dotado, hermoso, fuerte, ágil y musculoso, un dios en persona. Era una divinidad importante y se movilizaba a bordo de una carroza solar que podía surcar el cielo cada día, de lado a lado.

A medida que pasó el tiempo a Helios se lo identificó más con el dios de la luz, Apolo, aunque nunca se perdió de vista de que eran dos dioses individuales. Helios era un Titán y Apolo era un Olimpo. Si bien su culto fue muy importante para la cultura pre-helénica fue perdiendo protagonismo en los periodos posteriores. La isla de Rodas era un centro de culto a Helios muy importante y había olimpiadas anuales en su honor e incluso el famoso Coloso de Rodas, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, estaba dedicado a él.

El equivalente etrusco a Helios fue Usil y el equivalente en la mitología romana, Sol Invictus.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Ariatnny dijo

    Cúal es el ambiente de la historia de helio

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?