Hershey, una aventura en tren

tren-hershey

Cuba no es famosa precisamente por sus trenes. El sistema ferroviario de Cuba, otrora importante y pionero, hoy la verdad es que ha quedado en el olvido. Sobrevive a duras penas, dicen algunos.

Uno de los trenes de Cuba es el Hershey. Se trata de un tren eléctrico de los años ’70 que recorre unas vías de los años ’20 tendidas por Milton Hershey, el Barón del Chocolate (empresario estadounidense), para transportar a los obreros de su fábrica entre las ciudades de La Habana y Matanzas. Ese es el recorrido que hace todavía hoy, casi un siglo después.

Exactamente el recorrido del tren Hershey une Casa Blanca, una pequeña ciudad del otro lado del puerto de La Habana, y Matanzas. Son 98 kilómetros. Se supone que viaja todos los dias pero lo cierto es que las cosas en Cuba tienen sus tiempos… ¿Cómo puedes subirte a esta aventura de viajar en tren en Cuba? Primero deberás tomar el ferry desde la esquina de las calles santa Clara y San Pedro, en La Habana Vieja. El ferry va derecho a Casa Blanca.

Ojo, que tampoco el ferry tiene unos horarios muy fijos así que debes ir dispuesto a encontrarte con lo inesperado. Una vez que tomas el ferry el viaje por las aguas del puerto es tranquilo y no dura mas de quince minutos. Justo frente a donde te deja el ferry está la estación del tren Hershey. Puede ser que en la taquilla esté colgado un letrero indicando el horario. El ticket lo compras a bordo de este tren de sólo dos vagones que se detiene cada 10 minutos en estaciones intermedias.

Consejo: ten siempre muchas monedas a mano porque estos medios de transporte (ferries y trenes) suelen pagarse con ellas.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?