Hoces del río Duratón

Se trata de un espacio protegido y es que el parque de las Hoces del río Duratón es un lugar único y mágico. Se ubica en la parte noreste de Segovia, donde las Hoces son el resultado del cañón que el afluente del Duero ha ido excavando a través de localidades como son Sepúlveda o bien, Burgomillodo.

A finales de los años 80 fue declarado como parque natural. Queriendo así proteger tanto el ecosistema como los valores paisajísticos que nos encontraremos en este lugar. Si quieres saber un poco más sobre él, no te pierdas todo lo necesario y que te contaremos a continuación.

Accesos al parque de Hoces del río Duratón

Hay que mencionar que el parque se extiende a lo largo de varios municipios, abarcando más de 5.000 hectáreas. Desde Sepúlveda, tiene un acceso por la carretera SG-232. Un poco más adelante verás la carretera SG-V-2323. Ésta irá hacia Villar de Sobrepeña. Justo tras ella hay una intersección que une con la SG-241. Cruzarás el río y llegarás a Villaseca. Desde aquí ya podrás ver uno de los puntos principales del lugar como es ‘El balcón sobre la hoz’.

Partes de Hoces del río Duratón

Una vez que estamos en la zona, tenemos que mencionar las tres partes que nos encontraremos. Hay una parte muy alta donde los bosques de enebros serán los grandes protagonistas. Por otro lado, también hay zonas de pinos sobre suelos bastante arenosos. El fondo del cañón es otro punto a tener en cuenta y en él nos encontraremos con un bosque de sauces y chopos.

Geología del parque

Todo el paisaje que podremos encontrar en el parque, es debido al proceso de la erosión. Ya que fue el río Duratón quien excavó en la roca caliza, que se formó hace más de 140 millones de años. Se fueron produciendo sedimentos de arcillas que dieron lugar a rocas de granito y gneis. Éstas serían la base de la caliza. Años después, se formó el macizo que dio lugar a una llanura casi uniforme. De ahí que poco a poco, debido a la erosión y al clima, se fue formando todo lo que hoy conocemos en este lugar.

Qué ver en las Hoces del Duratón

Hay que decir que todo este lugar cuenta con unos 25 kilómetros de longitud. Verás unos altos barrancos de 100 metros de altura y donde también nos encantará el embalse de Burgomillodo. Pero es que además este lugar cuenta con un gran patrimonio en forma de monumentos que no  podremos perdernos.

Ermita de San Frutos

Sin duda, es uno de los puntos a tener en cuenta. Se trata de un lugar muy visitado. Por lo que siempre es mejor llegar temprano, para poder disfrutarlo tranquilamente. Tendrás que ir hasta Villaseca, desde aquí hay un sendero de tierra pero que está totalmente señalizado. A través de él llegarás al párking y un poco más arriba estará la Ermita. También en la zona disfrutaremos de un precioso mirador.

Mirador de la Ermita

Lo hemos mencionado y aquí lo tenemos. Tomaremos un sendero de tierra desde Sebulcor. También llegaremos a un párking pequeño. Lo mejor es la subida a pie, porque con el coche será prácticamente imposible. Recorrerás una pista a mano derecha que te va a conducir hasta el filo del cañón. Lo mejor es visitar este lugar a finales de verano.

Convento de Nuestra señora de los Ángeles de la Hoz

Se trata de un conjunto monasterial pero que está en ruinas. Se encuentra en el fondo de la hoz. Para subir hasta este lugar, tomaremos el camino del mirador. Verás que es bastante sencillo ya que está también bien indicado. Eso sí, recuerda que se trata de una zona bastante alta, no recomendada para los que tienen vértigo.

Cueva de los siete altares

Su nombre se lo debe a que hay 7 altares que están excavados en la roca. Por regla general es un lugar que está cerrado. Pero si quieres acceder a ella, lo que debes hacer es consultar siempre los horarios en la oficina de turismo en Sepúlveda. Está ubicada cerca del puente que cruzará el río. Además, aquí encontrarás tanto un párking como un chiringuito.

Cuándo visitar el parque

Lo cierto que en época de verano siempre decidimos hacer viajes de este tipo. Pero en este caso, no se aconseja demasiado. Porque las temperaturas son bastante elevadas para esta zona. Lo que hará que nuestros paseos por ella sean todavía más complicados. Además de ello, no tendrás zona de sombra donde cobijarte. Así que, lo ideal es olvidarnos de los meses centrales de verano y optar por septiembre o bien, octubre.

Qué llevar para mi viaje al parque

Si vas en meses de más calor, recuerda ir preparado con ropa cómoda y fresca. No te olvides de gorras o sombreros así como de protección contra el sol. Una mochila con agua es siempre vital para hacer el recorrido. No es complicado ni de mucha distancia, pero como bien hemos apuntado, cuando hace calor se hará más pesado. En meses más fríos, lleva ropa de abrigo como camisetas térmicas y chubasqueros.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Paisajes

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*