La bebida en Holanda

Todos coincidimos que si pensamos en Holanda, pensamos en cerveza Heineken. Obviamente no es lo único que se bebe o podemos beber por aquí. Es decir, hay mucho más que Heineken y mucho más que cerveza en general. Pero entonces, ¿cómo es la bebida en Holanda?

De eso hablaremos hoy, de cuáles son las bebidas más populares y comunes en Holanda, para tener una lista de lo que podemos probar cuando vayamos para allá, fin de la pandemia mediante.

Holanda y sus bebidas tradicionales

En principio, hay que saber que muchas de las bebidas tradicionales holandesas contienen alcohol y que a veces no todas tienen un sabor muy agradable o son lo que se dice, elegantes. Con respecto a la edad legal para beber alcohol aquí se puede beber cerveza y vino a partir de los 16 y bebidas más fuertes a partir de los 18 años.

En cuanto a las bebidas tradicionales contamos la cerveza,  el koffie verkeed,  el té de menta fresca o verse, el licor jenever y los demás licores holandeses famosos, el chocomel, el advocaat que contiene brandy, el kopstoot, el korenwijn…

Cerveza en Holanda

Las dos marcas más populares aquí son Heineken y Amstel aunque los lugareños las piden diciendo simplemente, «pils» o «biertje». Se trata de cervezas pale lagers y son bastante populares, pero también es cierto que los holandeses disfrutan de cervezas tradicionales como la bokbier o la witbier. 

La primera es una cerveza especial que se hace en primavera y otoño y que es con sabor a malta y es dulce. El sabor es distinto en ambas estaciones del año, y es más intenso  y espaciado en otoño. Así, si vas a Amsterdam cuando caen las hojas puedes asistir al Bobkier Festival y probarla.

La otra cerveza, la cerveza witbier, también tiene especies y es dulce, pero es bien fresca. En los Países Bajos suele servirse con una rodaja de limón y un utensilio para aplastarla en el fondo del vaso y que así liebre su frescura y acidez.

También hay veces en las que la cerveza se sirve con una mezcla de hierbas, «gruit», que se usan hace siglos y ayudaban a preservar la cerveza cuando no se sabía de la existencia del lúpulo. Esta variedad la puedes pedir en Jopen in Haarlem, por ejemplo.

Lo cierto es que hoy en día hay muchas cervecerías que ofrecen una gran variedad de cervezas. Puedes ir de bares o puedes visitar cervecerías concretas.

Chocomel

Está bien, esta bebida tiene nombre infantil pero aquí la consumen todos por igual. Los días fríos es común pedir un chocomel, el nombre comercial mas popular de este chocolate caliente y confortante.

Incluso hay máquinas expendedoras de Chocomel en algunas cafeterías y bares, se vende en el supermercado y en las tiendas de alimentos y hay variedades que incluyen chocolate negro, con nata o con leche desnatada.

El lema de la marca es «de enige échte», algo así como el primero y el único. Por supuesto que hay alternativas, la leche Tony Chocolonely que también puedes comprarla en todo Holanda, y muy especialmente en las tiendas de venta de productos orgánicos.

Licores

Holanda tiene muchos licores y uno de los más populares en Amsterdam es el licor Wynand Fockink. Otro licor famoso es el T Nieuwe Diep. Lo cierto es que los licores son populares en Holanda desde el siglo XVII, la época dorada de estas tierras, época en la que solo los más ricos podían costear los licores que se hacían con azúcar, especias y frutas de importación.

En ese entones, los más pobres, la gente común, bebía solo cerveza o jenever, pero no podían pagar el licor. Desde entonces, el licor se sirve en pequeños vasos con forma de tulipa que se llenan hasta el borde, así que no hay que inclinarse y sí tener mucho cuidado. Se dice que se sirve así, casi que desborda, porgue los mercaderes holandeses decías que llenaban la copa con su dinero, así que, please, hasta arriba de todo.

Los licores tradicionales holandeses se hacen sumando especias o frutas, o ambos, a la bebida destilada que puede ser vodka o jenever. Se agrega azúcar, se deja macerar la mezcla por al menos un mes y el resultado es un líquido dulce con un sabor fuerte y claro, con contenido alcohólico intenso.

Uno de los sabores de licor más populares en el «duindoor», con sabor a naranja cultivada en las dunas del Mar del Norte. También hay licores con cereza o limón, como el clásico italiano conocido como lemoncello.

Jenever

Más arriba, con motivo de hablar de los licores, hablamos del jenever, la versión holandesa del gin inglés. La historia dice que el jenever era consumido por los soldados holandeses en tiempos de la guerra entre España e Inglaterra en 1630. Supuestamente bebían antes de la batalla y lo compartían con sus aliados ingleses.

Cuando los soldados ingleses regresaron a su país llevaron consigo la receta del «Coraje Holandés», como había sido bautizado.  No tuvieron tanto éxito, el sabor no les quedó al principio igual, así que agregaron algunas hierbas y especias para hacerlo más «bebible» y de aquí parte la diferencia entre el gin herbal inglés y el jenever holandés.

El jenever se hace destilando granos y saborizandolo con bayas de enebro, y en ocasiones algunas especies que se usan para hacer licores. Como el puerto de Rotterdam se usaba para importar granos todos los barrios a la redonda, el área de Schiedam, por ejemplo, se poblaron de destilerías de jenever y hasta hoy en día se pueden ver.

Hay distintos estilos de jenever: oude y jonge. La diferencia no radica en el tiempo en que se dejan en maceración sino en su receta. El jenever oude se hace con una receta más antigua, mientras el jonge es de un estilo mas nuevo. Si te interesa conocer mejor esta historia puedes visitar la Casa de Bols, en Amsterdam, o el Museo Jenever, en Schiedam.

Té verse munt

Salimos un poco de las bebidas alcohólicas y nos vamos al té. Este es un té de menta fresca que es muy tradicional en Holanda y se bebe mucho en cualquier rincón de Amsterdam. El té se sirve en una copa de vidrio o en una taza alta, es con agua caliente y con un puñado de hojas de té frescas.

Puedes agregarle miel y rodajas de limón y es una opción más liviana si no te apetece un café o quieres algo mas digestivo.

Koffie Verkeerd

Del té al café hay un solo paso. Si te gusta la combinación de café con leche entonces este café holandés es para ti. Es la versión holandesa del clásico caffè latte o café au lait o café con leche. Café con leche caliente que suele hacerse con un expresso como base al que se le agrega leche al vapor para que forme espuma. Una delicia.

El nombre, koffie verkeerd, significa café equivocado, porque el café común y corriente apenas si tiene una gota de leche. Lo usual es pedir esta versión a la mañana o a la tarde, y mientras hay quienes lo beben amargo otros le agregan un cubo de azúcar. En las cafeterías o los bares se sirve con una galleta o cookie como acompañamiento.

Advocaat

Volvemos a las bebidas alcohólicas. Esta bebida se hace con base de huevos, azúcar y brandy. El resultado es una bebida dorada que sirve como base para elaborar muchos cócteles y postres.

Uno de los cóctel más conocidos que se hacen con advocaat es el Snowball: aquí se mezcla mitad y mitad con limonada. Si, lo mismo se sirve en Inglaterra, pero aquí en Holanda suele servirse con un copo de nata montada y polvo de cacao.

La palabra, advocaat, significa abogado y no es coincidencia. Dice la historia detrás de la bebida que el advocaat o advocatenborrel se usaba para quienes tenían que hablar en público se lubricaran antes la garganta. ¿Quienes hablan en público? Los abogados.

Korenwijn

Esta bebida se consigue en todas las licorerías o bares holandeses típicos, incluso en restaurantes o cafeterías. No hay que confundirlo con el jenever. Esta bebida se hace a partir de granos, pero a diferencia del jenever que usa bayas de enebro, aquí esas bayas no están. Entonces, el sabor es bien distinto.

En general, el korenwijn se sirve con comida holandesa tradicional, por ejemplo, el herring (plato de pescado).

Kopstoot

Puede compararse con el boilmaker inglés. Se sirven dos vasos, uno de cerveza y otro de jenever. Primero se bebe el jenever, de un solo trago, y después la cerveza para calmar el ardor del primero.

Divertido e intenso y bien holandés, si quieres vivir una experiencia 100% nacional.

Oranjebitter

No es otra cosa que una bebida de naranja que aparece en las celebraciones nacionales, como el Día del Rey o los partidos de fútbol o el Día de la Liberación. Es un licor bien fuerte, con un 30% de alcohol, y suele servirse en un shot.

El oranjebitter es amargo y fuerte, se hace con brandy, naranjas y piel de naranja. Es parecido al clásico licor de naranja pero el licor tiene azúcar. Hay que decir que hoy en día la mayoría de las botellas de Oranjbitter tienen azúcar, así que ya no es taaaan amargo.

Vieux

Si bien tiene un nombre francés la bebida es holandesa. Es un licor, la versión holandesa del clásico cognac. Solía llamarse igual a su hermano francés, pero en los años ’60 la versión francesa obtuvo la denominación de origen y entonces hubo que cambiarle el nombre.

Un trago popular es mezclarlo con Coca-Cola, aunque no hay que olvidar que tiene mucho alcohol, alrededor de 35%. Un licor mucho más fuerte es el Goldstrike, con un contenido de alcohol del 50%.

Hasta aquí, algunas de las bebidas en Holanda pero por supuesto, hay más. En tu próximo viaje a los Países Bajos leva un protector hepático y …. ¡ a disfrutar!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*