Pastelería y repostería holandesa

La gastronomía de los Países Bajos no cuenta con el prestigio y la tradición de la de otros países europeos como Francia, España o Italia. En cambio, la repostería holandesa es ampliamente reconocida en todo el mundo. Los holandeses se definen a sí mismos como unos incorregibles golosos que disfrutan cocinando y saboreando toda clase de postres y dulces.

Antes de continuar, allá va una advertencia: el post de hoy está lleno de delicias y tentaciones. No es aconsejable seguir leyendo para aquellas personas que están a dieta:

Dulces holandeses clásicos

Zoute drop

Es un dulce de regaliz muy consumido en Holanda, aunque también en Bélgica, Luxemburgo y ciertas partes de Alemania. El zoute drop («gota salada») se vende en cubos pequeños y de color negro. Su aspecto es parecido al de las gominolas y su sabor muy similar al del regaliz. Hay cuatro variedades distintas según la cantidad de sal que contienen.

zoute drop

El popular regaliz holandés, zoute drop

Los holandeses atribuyen al zoute drop ciertas propiedades medicinales, aunque en realidad lo comen porque les encanta. En algunas pastelerías se venden aromatizados con esencia de coco, menta, miel, laurel y otros sabores.

Stroopwafel

Esta es una versión delicada y caramelizada del clásico gofre belga (en neerlandés, stroop significa jarabe y wafel es gofre).  Este postre se prepara en una sartén especial dividida en cuadrados. La masa se corta transversalmente para verter el caramelo en su interior mientras se prepara.

Stroopwafel

Stroopwafel: una versión de los famosos gofres en forma de galleta

En muchos sitios se preparan añadiendo avellanas trituradas con el stroop, mientras que en otros se condimenta la masa con canela. El resultado es siempre espectacular.

Vlaai

El popular vlaai es un pastel dulce hecho de masa de levadura que va relleno de fruta (manzana, albaricoque, piña, ciruela o bayas). En ciertas recetas de la repostería holandesa se incluye también otros ingredientes como natillas o ruibarbo.

vlaai

Vlaai holandés

Existen algunas variantes muy peculiares del vlaai tradicional. El de arroz, por ejemplo, va relleno con arroz y crema, aunque hay otros que llevan nata montada o chocolate.

Poffertjes

Paseando por cualquier calle de cualquier pueblo o ciudad de los Países Bajos es habitual que nuestro olfato acabe seducido por el irresistible aroma de los poffertjes. En todo el país hay pequeños puestos callejeros donde se preparan al momento estos pequeños panqueques calientes con mantequilla derretida y azúcar en polvo.

poffertjes

Poffertjes: mini-panqueques a la holandesa

También en las cafeterías holandesas se venden poffertjes como bocado dulce con el que acompañar el café o el té. Existen incluso locales especializados en este producto, llamados poffertjeskraam.

Repostería holandesa de Navidad

La repostería holandesa es especialmente variada cuando llega la época navideña. Las ocasiones especiales requieren sabores especiales. La Navidad en los Países Bajos empieza a celebrarse el 6 de diciembre, día de San Nicolás (Sinterklaas).

Galletas de San Nicolás

El día de la llegada de San Nicolás con sus regalos, los niños holandeses endulzan la espera bebiendo chocolate caliente y comiendo galletas. Los adultos hacen igual, aunque con una copita de licor en la mano.

pepernoten

Pepernoten para el Día de San Nicolás

Piet, el ayudante de San Nicolás, se encarga de repartir dulces entre los más pequeños: pepernoten (pequeñas galletas de forma irregular hechas de centeno, miel y anís) y kruidnoten de jengibre. También distribuye porciones de banket, una masa de hojaldre rellena de pasta de almendras.

Kerststol

Como en muchas otras partes del mundo, el día de Navidad en los Países Bajos se celebra en familia y en torno a una mesa bien surtida. El banquete culmina con el kerststol, un pan de pasas con frutas que a menudo se rellena también con pasta de almendras. Este pastel, una receta clásica dentro de la repostería holandesa, es parecido al que se prepara en Alemania y otros paises centroeuropeos.

kerststol

La guinda de la cena navideña en los Países Bajos: el kerststol

En los hogares más religiosos prefieren sustituir el kerststol por otro postre especial:  beschuit met muisjes, un bizcocho holandés cubierto de anís azucarado. Es el manjar con el que se celebra el nacimiento de Jesús y que por extensión se sirev también para celebrar cualquier nacimiento a lo largo del año.

Oliebollen

En la víspera de Año Nuevo, en las casas holandesas es habitual el olor del aceite de las freidoras saliendo de las cocinas. En ellas se fríen los deliciosos oliebollen, buñuelos de masa que se sirven solos con azúcar espolvoreado o bien rellenos de trozos de manzana y pasas.

Oliebollen

El mejor dulce para empezar el año: los Oliebollen

Existen algunas variedades regionales de los oliebollen (traducción: «bollos de aceite»). En la zona de Limburgo por ejemplo tienen forma de rosquillas y también se preparan para festejar el Carnaval. En cambio, en las provincias del norte estos buñuelos se preparan con especial mimo y son especialmente redondeados, casi esféricos.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1.   ERIK WLDEMAR CUSTODIO dijo

    NECESITO EL NUMERO DE TELEFONO DE HOLANDESA COTEPQUE