Iglesia de Santa Sofía en Tesalónica

La iglesia de Santa Sofía en Tesalónica fue nombrada por la UNESCO, como Patrimonio Mundial, y es una de las más viejas basílicas que aún se mantienen en pie.
La primera iglesia la construyeron en el siglo III y luego sobre ella en el siglo VIII se edificó la actual iglesia, teniendo como modelo la basílica de Estambul, que lleva el mismo nombre.
Es uno de los modelos típicos de construcción bizantina, siendo la obra cumbre de esta civilización, es como todas las basílicas griegas, con la planta en forma de cruz griega y con la cúpula central.
El arte bizantino fue un arte de tipo oficial, relacionando el poder eclesiástico con el poder civil, que se mantiene con el poder de la iglesia.
En ella se pueden apreciar mosaicos con oro, iconos de santos, de la Virgen y de los 12 apóstoles.
La cúpula está rodeada con las figuras de los Doce Apóstoles, la Virgen y dos ángeles. Muchas partes de la decoración interior actualmente han sido pegadas, después del incendio del año 1917, y la cúpula fue restaurada en 1980.
La entrada a la Basílica de Santa Sofía, es gratuita y libre a todo público, ya que todas las iglesias bizantinas son monumentos históricos.
La iglesia ha pasado por varios estadios, en el 1205 cuando los cruzados invaden la ciudad la transforman en catedral, cuando los turcos son los que invaden la convierten en mezquita durante 5 siglos, y  a principios del siglo XX  la vuelven a transformar en iglesia ortodoxa griega.
La Iglesia de Santa Sofía es de la divina sabiduría y dedicada a la Segunda Persona de la Santísima Trinidad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?