Importantísima victoria del Xerez sobre el Poli Ejido

Pedro Ríos

Xerez 1 Poli Ejido 0

Importantísima victoria del Xerez hoy ante las más de 15.000 personas que se han dado cita en el estadio Chapín para presenciar un partido que se antojaba fundamental tanto para las huestes azulinas como para los hombres que dirige Fernando Castro Santos, un Poli Ejido que con este resultado, se hunde irremisiblemente en los abismos de la Segunda B.

El ambiente de Chapín, como en las mejores galas, en las gestas de los ascensos a Segunda y en los partidos que otrora podía haber llevado al xerecismo a Primera, hacía presagiar un encuentro de alta tensión. Muchos nervios en los compases iniciales del partido, un Xerez que salía un tanto dormido y un Poli que manejaba la pelota y rondaba las cercanías del área de Porato.

Pero los primeros minutos dieron paso a dos claras ocasiones de Yordi, una de cabeza y otra en un remate casi a bocajarro que sacó el portero ejidense, que hicieron que el Xerez se asentara con seguridad sobre el terreno de juego e hiciera que el Poli se replegara atrás con la única intención de una contra que no llegaría realmente en ningún momento del partido.

El Xerez seguía con la pelota, triangulando por momentos, cercando la meta de Bello. El público jaleaba a los suyos viendo el empuje de los azulinos y la inoperancia atacante del equipo ejidense. Pero el juego se volvía un tanto insulso por momentos, mucho centrocampismo, juego duro, tensión, pero pocas ocasiones claras de gol.

La segunda parte comenzaba casi de la misma forma que la primera. El Poli Ejido controlando el esférico, metiendo un poco atrás al Xerez. Y cuando quizás más quería controlar el partido, en un saque de esquina botado por Viqueira, Pedro Ríos, viniendo desde atrás, cabeceaba al fondo de las mallas toda el alma y la garra del xerecismo en estas últimas jornadas. Era el minuto 10 y aún quedaban 35 largos minutos que se iban a hacer eternos.

Pero de ahí en adelante el Poli Ejido apenas inquietó las inmediaciones de Porato. Un equipo que no parecía jugarse absolutamente nada en el envite. Mucho nerviosismo, pelotazos al área, pero pocas llegadas con decisión. El Xerez mientras tanto que pudo sentenciar el choque con un remate de Abel Aguilar que sacaba abajo Bello, y un remate cruzado de Pedro Ríos en otra más de las enésimas internadas que tuvo por su banda.

Los instantes finales fueron un puro nerviosismo en las gradas azulinas, pero más bien por la incertidumbre del resultado que por el peligro que pudiera llevar el Poli. El pitido final dio pasó a una explosión de júbilo y alagarabía en Chapín y a la desolación de los jugadores almerienses que se retiraban entre protestas y cabizbajos, fruto de la impotencia de su inoperancia hoy en el césped azulino.

El Xerez queda ahora con 48 puntos, en estos momentos, 3 puntos por encima del descenso, a la espera de los resultados de hoy, tanto del Albacete como del Cádiz. Una victoria la próxima en el Insular canario de Las Palmas podría certificar la salvación matemática del Xerez.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *