Investigan la muerte de una niña de 13 años tras una vacuna

Desde el Ministerio de Sanidad, mediante la Agencia Nacional de Medicamentos, han abierto una investigación por el fallecimiento de una niña gijonesa de 13 años que recibió una vacuna contra el papiloma humano, el cual provoca cáncer de útero.

Desde el Centro de Farmacovigilancia de Asturias han elaborado un informe preliminar sobre este fallecimiento. En este informe se explica que el pasado día 23 de julio, la niña se encontraba clínicamente estable del asma bronquial que padecía y recibió la primera dosis de la vacuna Gardasin y el pasado 29 de julio acudió a urgencias porque su asma se agudizó.

El día 23 de agosto, según los pediatras, presentaba disnea leve o encontrándose no estable, recibió la segunda dosis de la vacuna Gradasil. Doce horas después la niña presentaba un cuadro de asma más agudo, dificultad respiratoria, vómitos y broncoespasmos, llevándola de urgencia a Jove, donde en su traslado entró en parada cardiorrespiratoria, de la que fue animada pero ya había pasado bastante tiempo de hipoxia, lo que significaba daño cerebral irreversible.

La niña fue trasladada al Hospital Central de Asturias donde ingresó en coma hasta el día 8 de septiembre, fecha de su fallecimiento. Desde Farmacovigilancia aseguran en su informe que la información recogida sugiere una relación entre el episodio de broncoespasmo con la segunda dosis de Gardasil. Según señalan: “la gravedad de la reacción adversa, asociada a las dificultades que se plantearon con el traslado y la reanimación explicación la evolución fatal de la paciente”.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Noticias

Absolut Gijón

Todo lo que necesitas saber sobre Gijón, una de las ciudades que merece la pena visitar para disfrutar de lo que tiene que ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *