Top 10 de atracciones turísticas en Irlanda

Un top 10 de atracciones turísticas en Irlanda debe incluir, por fuerza, maravillosos espacios naturales, antiguos monumentos, pequeños pueblos típicos e históricos y restos arqueológicos de gran valor.

Irlanda es conocida como «la Verde Erin» justamente por su exuberante naturaleza de ese precioso color. Aunque estuvo habitada desde el Mesolítico, sus orígenes culturales se remontan a la llegada de los celtas a la isla, que se produjo en torno al año mil seiscientos antes de Cristo. Concretamente eran pueblos gaélicos y fijaron tan intensamente su modo de vida en la zona que aún hoy los irlandeses conservan muchas de sus tradiciones e incluso su lenguaje. Actualmente, Irlanda es un precioso país que nunca te arrepentirás de visitar. Si vas a hacerlo y quieres conocer el top 10 de atracciones turísticas en Irlanda, te animamos a seguir leyendo.

Top 10 de atracciones turísticas en Irlanda: de la Calzada del Gigante a las calles de Dublín

Como te decíamos, Irlanda te ofrece imponentes espacios naturales, pero también castillos y abadías medievales envueltas en la bruma y pequeños pueblos en los cuales el tiempo parece haberse detenido. Vamos a conocer todos estos lugares.

1.- Dublín, la capital

No es lo más típico de Irlanda, pero la mejor manera de conocer el país es empezar por su capital. Dublín es una ciudad con grandes resonancias literarias por cuyas calles creemos ver pasear al Leopold Bloom del ‘Ulises’ de James Joyce.

Fundada por los vikingos en torno al siglo IX, Dublin te ofrece joyas del gótico como la Catedral de la Santísima Trinidad, popularmente conocida como «Christ Church». Pero también un espectacular castillo edificado en el siglo XVIII sobre los restos de uno anterior.

Otra visita obligada en la ciudad es el Trinity College, fundado en el siglo XVI y cuya principal atracción es su impresionante biblioteca, la mejor del país. Y, si quieres pasear, acércate al Saint Stephens’s Green o a Merrion Square, donde se halla la singular estatua de Oscar Wilde. Finalmente, no olvides visitar la Guiness Storehouse, donde conocerás la historia de esta popular cerveza.

El Trinity College

Trinity College

2.- Brú na Bóinne, el legado arqueológico

Situado en el condado de Meath, este conjunto arqueológico formado por un gran túmulo llano de ochenta metros de diámetro y trece de altura, así como por otras tumbas menores tiene enorme valor. Para que te hagas una idea, te diremos que es mil años anterior a Stonehenge y constituye una de las necrópolis más famosas de todo el país.

3.- El Burren, la desolación

Se halla en el condado de Clare y su nombre significa «lugar pedregoso», lo cual ya te dará una idea de lo que vas a encontrarte si lo visitas. Sin embargo, no está exento de atractivos. Conforma un peculiar paisaje kárstico de pequeñas colinas calizas atravesadas por grietas que desembocan en acantilados al llegar al mar.

Pero además El Burren figura en el top 10 de atracciones turísticas en Irlanda por su valor arqueológico. Cuenta con casi cien tumbas megalíticas como el famoso dolmen de Poulnabrone y cruces celtas. También con poblados como el de Caherconnell y monasterios cistercienses como la abadía de Corcomroe, fechada en el siglo XIII.

4.- Los acantilados de Moher, una pared frente al Atlántico

En el mismo condado de Clare y al suroccidente de El Burren se hallan estos impresionantes acantilados que bien parecen estar impidiendo que el océano Atlántico se interne en Irlanda. Se extienden a lo largo de unos ocho kilómetros y llegan a alcanzar una altitud de más de doscientos metros.

Hacia la mitad de los acantilados de Moher se encuentra la torre de O’Brien, construida en 1835 a modo de mirador para los turistas que ya entonces se acercaban hasta la zona. Desde ella, se observan la impresionante bahía de Galway; las islas Aran, habitadas desde la Edad del Hierro, como prueban las ruinas de Dún Dúchathair, e incluso las montañas Maumturk, en la región de Connemara.

5.- La colina de Tara

Otro lugar mágico que debes visitar en Irlanda es esta alargada elevación caliza llena de monumentos. Tal fue su importancia que se la considera epicentro de la vida en la isla hasta el siglo XII. De hecho, también se la conoce por «Colina de los Reyes» porque fue sede de los antiguos monarcas de las Tierras Altas.

En este impresionante lugar puedes ver la fortaleza Ráith Na Rig, de la Edad del Hierro. Con su kilómetro de circunferencia, alberga curiosidades como la llamada Piedra en Pie, donde se cree eran coronados los reyes de Irlanda; la tumba en corredor del Montículo de los Rehenes; las Trincheras en Pendiente o los fuertes de Laoghaire, Gráinne y de la Reina Medb. Pese a los muchos estudios realizados en la zona, todavía no se conoce toda la historia de la colina de Tara. Pero, según algunos expertos, fue la ciudad más importante de los habitantes pre-célticos de la isla, los Tuatha Dé Dannan.

Glendalough (Irlanda)

Glendalough

6.- Glendalough, ¿origen del cristianismo irlandés?

Rodeado de tanto misterio como misticismo, el complejo de Glendalough cuenta con un antiguo monasterio creado por San Kevin en el siglo VI. No obstante, los edificios que puedes ver hoy fueron construidos entre los siglos VIII y XII.

Se trata de un lugar maravilloso con dos lagos, torres cilíndricas, casas e iglesias. Entre estas últimas, la de Saint Mar, el pequeño oratorio de Saint Kevin’s Kitchen y las llamadas Catedral y Reefert. En cuanto a las casas, puedes ver la del santo o Saint Kevin’s Cell y la del Portero, que da entrada al complejo.

7.- La Calzada del Gigante

Este impresionante paisaje al borde del mar se encuentra en el condado de Antrim, en la costa nororiental de Irlanda. Es un área que engloba aproximadamente cuarenta mil columnas de basalto originadas por una erupción volcánica hace sesenta millones de años.

Sin embargo, como para tantas otras cosas en Irlanda, los nativos tienen una explicación más poética y legendaria para la Calzada del Gigante. Se dice que Finn era un gigante local que se llevaba muy mal con Bennandoner, de su misma condición, pero que vivía en la isla escocesa de Staffa. Tal era su enemistad que, constantemente, se arrojaban colosales piedras. Tantas llegaron a lanzarse que conformaron un camino sobre el mar. Por él llegó el escocés para derrotar a Finn.

Sin embargo, encontró a la esposa de este, quien había disfrazado de bebé a su marido para hacer creer a Bennandoner que era el hijo de Finn. Así, el visitante pensó que, si el niño tenía ese tamaño, el padre debía ser mucho más grande. Entonces, aterrado, huyó de nuevo por las piedras pisando tan fuerte que las hundió en el mar, quedando solo las cercanas a la costa.

En cualquier caso, la Calzada del Gigante es una visita obligatoria en Irlanda. Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad y se halla dentro de una impresionante Reserva Natural Nacional.

Vista de la Calzada del Gigante

La Calzada del Gigante

8.- El Anillo de Kerry

Esta preciosa ruta turística incluye los lagos de Killarney, un maravilloso espacio natural que se encuentra en el condado de Kerry y que también alberga Carrauntoohill, la montaña más alta del país. Además, en este parque natural también puedes ver maravillas como la abadía de Muckroos y el castillo de Roos.

Pero el anillo de Kerry es una excursión turística organizada que recorre 170 kilómetros visitando también otros lugares como las islas de Valentía y Skellig, el mirador de Ladies View o el fuerte de piedra de Staigue.

9.- Sligo y sus alrededores

Más que esta localidad en sí, te aconsejamos ver sus alrededores. Para empezar, en la playa de Streedagh encallaron algunos de los galeones de la Armada Invencible y sus supervivientes llegaron andando hasta Derry. Pero, además, en Carrowdore puedes ver un auténtico museo a cielo abierto del periodo megalítico. No obstante, la tumba de la legendaria reina Maeve se halla bajo tierra, según la leyenda, en Knocknarea.

No son las únicas leyendas celtas de la zona. Cerca de Keash puedes ver la caverna de Cormac MacAirt, famoso rey de la antigua Irlanda. Por si todo ello fuera poco, esta zona tiene una enorme belleza natural, con paisajes como el del lago Gill, con la isla de Inisfree que tanto inspiró al poeta William Butler Yeats. Finalmente, como curiosidad, en Tubbercurry puedes visitar la Achonry Cathedral, considerada la más pequeña de Irlanda, pues solo tiene 80 metros cuadrados.

10.- Castillo de Bunratty y parque folclórico

Se halla en el condado de Clare y es una perfecta muestra de arquitectura normanda. Fue construido a principios del siglo XV sobre una fortaleza anterior. Ha sido restaurado atendiendo al original y actualmente está incluido dentro de un parque folclórico. Conforma este todo un poblado campesino con molinos, granjas e iglesias. Por su parte, en el castillo se organizan cenas-espectáculo medievales.

Benbulbin

La montaña de Benbulbin

En conclusión, te hemos mostrado el top 10 de atracciones turísticas en Irlanda. Pero la isla tiene mucho más que ofrecerte. Por ejemplo, los paisajes espectaculares de la carretera de Glen Glen Pass; la impresionante abadía de Kylemore, fundada por monjas francesas; el castillo de Blarney, cerca de Cork, donde se halla la llamada Piedra de la Elocuencia; el imponente paisaje que te muestra el puente colgante de Carrick a Rede o la «montaña tabla» de Benbulbin. ¿No te apetece conocer todas estas maravillas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*