De compras por Sicilia

Si se trata de salir de compras por Sicilia, prepárate para disfrutar del paseo y llevarte a casa, para ti o los tuyos, presentes inolvidables. Ese tipo de recuerdos que basta mirarlos, olerlos o probarlos para trasladarnos inmediatamente a ese viaje por tierras italianas.

¿Qué podemos comprar en Sicilia? Muchas cosas, algunas muy turísticas y otras para nada. En nuestro artículo de hoy descubrirás cuáles son los mejores recuerdos y los mejores souvenires que puedes traer de esta encantadora y turística isla italiana.

Dónde comprar en Sicilia

Primero lo primero: vas a encontrar muchas tiendas turísticas y muchos souvenires producidos especialmente para los turistas. Puedes comprarlos, pero si eres de los que quiere algo más especial o siempre tiene presente el mejor regalo para quienes nos esperan en casa, entonces hay que moverse un poco más.

Claro, dependerá de cuán organizado tengas el viaje o si viajas por tu cuenta o en grupo o en tour. Pero, en la medida de lo posible, hay que salirse del circuito turístico para encontrar lo mejor. Ahora bien, ¿por dónde podemos comenzar las compras? Aunque no lo creas, en los supermercados y las tiendas de descuentos.

Así es, a pesar de ser cadena de supermercados hay muchos productos locales y, por ejemplo, excelentes vinos de productores importantes. Hay un buen Carrefour en el centro de Palermo que vende vinos muy buenos y también objetos típicos de decoración. En Lidl, Trapani, lo mismo. ¿Te gusta la crema de pistacho? Entonces la de Lidl es estupenda y tiene buen precio.

Más allá de los supermercados o tiendas importantes también puedes darte una vuelta por los alimentari, los almacenes comunes y pequeños donde puedes comprar desde papel higiénico hasta polvo de lavar la ropa. Más allá de esto, lo cierto es que algunos artesanos locales ubican aquí sus mercancías y no en las tiendas más grandes. Hablo de embutidos, salsas, mermeladas.

Otro buen lugar para hacer compras es el mercado o mercato local. El de Siracusa es estupendo, bien siciliano. Tanto para hacer compras del momento, pescado o mariscos, como queso, frutos secos y especias. También se vende ropa barata. Los bazares, lo mismo.

Hay bazares en todas las ciudades grandes y algunos abren todos los días y otros, una vez a la semana. En las ciudades más pequeñas los mercados se organizan en general una o dos veces a la semana. Para saber cuando solo hay que acercarse a la oficina de turismo y preguntar.

Las vinerías son otra opción o mismo, las bodegas. Puedes hacer un tour de viñedos y comprar allí las botellas que, seguro, serán más baratas que en las vinerías. Además, en las bodegas te van a enseñar mejor sobre vinos y no tendrás que comprar por lo bonita que es la botella. Pero si no puedes hacer estos paseos entonces procura comprar en tiendas pequeñas y no turísticas. Incluso, visita el supermercado, como dijimos más arriba.

Qué comprar en Sicilia

Un buen recuerdo y además, muy útil, es comprar una canasta de compras, artesanal, las famosas y bonitas coffas. Están decoradas con muchos colores y pompones, espejitos y demás, y hay muchos estilos. Otra compra posibles son los productos de piedra de lava.

Recuerda que en Sicilia hay dos volcanes activos, el Monte Etna que está cerca de la ciudad de Catania y el más pequeño en Stromboli. Lo cierto es que muchas de las calles de Sicilia están pavimentadas con piedras volcánicas grandes y hay algún que otro edificio, también, en los que se ha utilizado la piedra volcánica con forma de ladrillos. Así, hay muchos productos hechos con esta piedra gris, desde brazaletes, bowls decorativos, vasijas…

¿Te gusta el coral? También se consiguen aquí objetos de coral: desde pendientes y collares, simple so elaborados, hasta objetos decorativos. El color del coral es un poco rosado o muy rojo, y si buscas los mejores los vas a encontrar en Trapani.

La cerámica Caltagirone es fantástica. Caltagirone es uno de los ocho pueblos protegidos por la UNESCO, en Val de Noto. Muy barroco y muy siciliano al mismo tiempo, y la cerámica es fantástica: bowls, vasos, platos, urnas, bandejas…

¿Te gustan las marionetas? El teatro de marionetas de Sicilia es muy conocido, la Opera dei Pupi funciona desde el siglo XIX y es maravillosa. Tanto Catania como Palermo tienen una gran y fuerte tradición en este campo. Las marionetas de Catania son más grandes que las de Palermo, pero en ambas ciudades encontrarás muchas tiendas con una oferta muy interesante. Hay muchas marionetas artesanales hermosas y hay muchos precios.

Si eres de usar sombreros, ahora que el bronceado está cada vez menos de moda, puedes comprar un típico sombrero a lo Coppola. Si siempre estuvo relacionado con la mafia, hoy la historia es otra y hay mucha gente joven que ha optado por lucir este divertido sombrero de nonno, abuelo. Nacieron como sombreros hechos a mano en Palermo, de tweed de lana, pero hay versiones mas frescas, para el verano, confeccionadas en algodón.

Italia no sería Italia sin una buena pasta, así que una opción de compras muy buena es comprar pasta seca que es fácil de transportar y de regalar. Hay una marca muy buena, Libera Terra, que precisamente proviene de campos que han sido liberados del control de las mafias a favor de las comunidades locales.

En el apartado anterior hablamos de comprar vino en las bodegas o en las vinerías más pequeñas. Vale la pena, haz de saber que Sicilia hace vinos desde al menos el año 1500 a.C así que ha tenido tiempo para perfeccionarse y ofrecer de lo mejor.

Hay 23 zonas en la isla productoras de vino, pero las variedades mas conocidas con el Syrah y el Marsala. Las menos conocidas pero tal vez por eso un buen regalo son el Nero d’Avola y el Etna Rosso. Hay productores mas grandes como Tasca d’Amanita o más pequeños, como COS, que hace vinos naturales y orgánicos.

¿Y qué mejor compañero para un vino que un trozo de chocolate? No importa si vas a Sicilia en pleno verano. Hay un estilo particular de chocolate que no se derrite: el estilo Mónica que se vende en barras. Tiene raíces aztecas, del otro lado del mar, y se hace con granos de cacao y azúcar, todo convertido en pasta y sazonado o con cítricos, o con canela o con café. Se envuelven con papel muy fino y vaya, tienes un super regalo.

Finalmente, en Sicilia también hay muchas pastelerías, muchas cosas con mazapán, pero que adoptan la forma de limones, cerezas y peras. Se trata de las famosas Frutas Martorana, verdaderas esculturas, tanto que parecen frutas de verdad. Y no solo hacen frutas sino también sándwiches que parecen de verdad. Todo envuelto con finura, como bombones.

No me digas nada, ya mismo quieres ir visitar Sicilia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)