La Casa de Romeo en Verona

romeo y julieta

La historia de amor más famosa de la historia de la literatura es sin duda la de Romeo y Julieta, la inmortal obra de William Shakespeare. Como todo el mundo sabe, la acción transcurre en la ciudad italiana de Verona, que muchos viajeros visitan para seguir los pasos de las dos familias enfrentadas: los Montesco y los Capuleto.

Probablemente el rincón de Verona más frecuentado por los turistas sea el célebre Balcón de Julieta (que puedes ver en la imagen que encabeza el post). En cambio, es mucho menos conocida la Casa de Romeo.

La Casa de Romeo se encuentra en número 2 de la Via Arche Scagliere, en el corazón del casco histórico de Verona. Se trata de un elegante palacio medieval construido a finales del siglo XIII.

Según los historiadores este formidable palacio fue el hogar de un aristócrata llamado Cagnolo Nogarola. No se sabe el motivo por el cual empezó a ser conocido como la Casa de Romeo, sobre todo si tenemos en cuenta que tanto él como su amada son personajes de ficción.

Casa de Romeo, una fortaleza medieval

Una explicación podría ser esta: si bien la familia Montesco no existió en Verona, sí hubo otro linaje importante en la ciudad durante la época en la que transcurre la obra, el de los Montecchi. Esta familia habría tenido su residencia en el mismo barrio en el que se encuentra la actual Casa de Romeo. Quién sabe si este hecho fue conocido por Shakespeare en su día y si le habría servido de inspiración para «inventar» la estirpe de los Montesco.

Romeo y Julieta

Casa de Julieta en Verona (Italia)

Para que la dirección no pase desapercibida a los turistas, en la fachada del edificio se puede leer la siguiente inscripción, un fragmento de la obra extraído de la primera escena del primer acto:

«¡Oh! ¿Dónde está Romeo?… Cállate, me he perdido: no estoy aquí y no soy Romeo, Romeo está en otra parte» 

Más que un palacio, habría que considerar la Casa de Romeo como una fortaleza. La fachada se muestra con el aspecto de sólida murada, mientras que la parte superior aparece rematada por una torre, considerada un importante símbolo de riqueza y poder.

casa de romeo

Casa de Romeo en Verona (Italia)

Esta forma de construcción se remonta a los tiempos en los que Italia estaba dividida en pequeños estados feudales  que a su vez estaban gobernados por poderosas familias enfrentadas entre sí. Tiempos difíciles. Lo cierto es que la rivalidad entre Montescos y Capuletos que tan bien describió el dramaturgo inglés en su obra es un buen reflejo de esta realidad histórica.

Una mala noticia para los viajeros inquietos: La Casa de Romeo es propiedad privada y no puede ser visitada. En realidad, el interior del palacio está habitado. Sin embargo, nada impide poder admirar su espectacular fachada gótica e imaginar que algunas de las escenas más famosas de «Romeo y Julieta» podrían haber tenido lugar en este sitio.

Verona, ciudad romántica

Para casi todo el mundo, Verona es la ciudad de Romeo y Julieta, pero en realidad es un destino lleno de atractivos y lugares interesantes para visitar. Después de pasar por el Balcón de Julieta y la Casa de Romeo, en esta romántica ciudad queda todavía mucho por descubrir. A continuación, algunas sugerencias:

Verona Italia

Verona, un destino romántico y escenario en la ficción del amor imposible entre Romeo y Julieta

El centro histórico de la ciudad, abrazado por un gran meandro del río Adigio, ofrece maravillosos paseos por sus viejas calles de piedra. Lo más interesante del casco antiguo veronés se concentra allí y se puede llegar a pie a casi todas partes.

Entre las visitas imprescindibles hay que citar el Duomo, el viejo castillo o Castelvecchio, la Basílica de San Zenón o la hermosa Plaza delle Erbe, en la que se levanta la Torre dei Lamberti. Este es uno de los lugares más emblemáticos de Verona además de ofrecer un excelente mirador a 80 metros sobre el suelo.

No menos icónico es el Ponte Pietra, que conserva intacta su esencia medieval. Este puente es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad. También lo es la Arena di Verona, un antiguo anfiteatro romano que es el orgullo de los veroneses. Se le suele llamar «el hermano pequeño del Coliseo», aunque no es tan pequeño. En realidad, es el segundo anfiteatro romano más grande de Europa, sólo superado en tamaño por el de la capital italiana.

Verona se localiza en la provincia del Véneto, en el noreste de Italia. Su ubicación estratégica permite al viajero disfrutar de bellísimas excursiones durante su estancia. Por ejemplo, solamente diez kilómetros al oeste nos esperan los maravillosos paisajes alpinos del Lago Garda. En la dirección opuestas, a apenas una hora en coche en tren, se encuentra Venecia, la ciudad de los canales. Otro destino romántico de cinco estrellas.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*