La antigua y brillante Basílica de Santa Constanza

Basílica de Santa Constanza

Si algo abunda en Roma son iglesias de distintos períodos históricos y entre las iglesias más antiguas de Roma está la Basílica de Santa Constanza. En realidad es un mausoleo dedicado a la hija del emperador Constantino y es uno de los ejemplos de arte y arquitectura religiosa mas antiguos de la capital italiana, un ejemplo del paso del paganismo al cristianismo.

Esta antigua iglesia en Roma está en la Via Nomentana y fue construida en el siglo IV d.C. La hija de Constantino había muerto en el año 354 d.C y pocos años después la misma suerte correría su otra hija, Helena, a la postre enterrada aquí también. Fue en la Edad Media que el mausoleo tomó forma de iglesia y al ser la primera hija canonizada nació al Iglesia de Santa Constanza.

La Basílica de Santa Constanza está construida junto a la de Santa Inés y aunque por fuera el edificio no dice mucho y es más bien simple la belleza está dentro. Puertas adentro el brillo y esplendor de los mosaicos ha sobrevivido al paso del tiempo. El lugar parece brillar, después de todo era de la hija de un emperador. No han llegado hasta nuestros días todos los mosaicos, solo los de las exedras y la bóveda de cañón, pero basta para imaginar lo hermoso que debe haber sido todo esto siglos atrás, cuando el punto era diferenciar el mundo exterior del mundo celestial.

¿Están las tumbas de las dos hijas de Constantino aquí? No, para ver los sarcófagos hay que ir al Vaticano pues aquí solo han dejado una copia del sarcófago rojo original y los verdaderos están en los Museo Vaticanos. Esta iglesia en Roma está en la Vía Nomentana y la Vía di Sant’Agenese. El mausoleo abre de martes a sábado de 9 am a 12 pm y de 4 a 6 pm. Los domingos lo hace por la tarde solamente.

 

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*