La Basílica del Sagrado Corazón de París

La Basílica del Sagrado Corazón o Sacré Cœur es una de las iglesias más conocidas y concurridas de París. Su espectacular figura se alza en lo más alto del barrio de Montmartre y llama la atención especialmente gracias a su particular fachada de color blanco, además de tener un hermoso diseño arquitectónico.

La Basílica del Sagrado Corazón se empezó a erigir en 1875, por decisión de la Asamblea Nacional como un homenaje a los soldados franceses que cayeron en la Guerra Franco-Prusiana. El arquitecto que se encargó de la construcción fue Paul Abadie, quien terminó la obra casi cuarenta años después. A pesar de que en 1914 ya estaba lista, no fue hasta 1919 cuando se pudo consagrar como iglesia.

El estilo de este espectacular monumento es romano bizantino, lo más reconocido de ella es que tiene una planta en forma de cruz que está decorada con 4 pequeñas cúpulas y una quinta de mayor tamaño justo en el centro, lo que le da a la basílica una altura de más de ochenta metros.

Además, La Basílica del Sagrado Corazón tiene una torre en la que se encuentra una gran campana de 3 metros de diámetro y que pesa más de 25 toneladas. Desde allí se pueden obtener unas de las vistas más bonitas de París a 130 metros de altura aproximadamente.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*