La belleza de la Puerta de Toledo en Ciudad Real

Realizar un viaje hacia Ciudad real para tratar de conocer todos los elementos que allí existen a favor de su turismo, quizá sea una tarea relativamente ardua, ya que posiblemente necesitaríamos una gran cantidad de días a tomar en nuestras vacaciones, para intentar conocer muchos de los entornos arquitectónicos que allí existen, los cuales pueden llegar a ofrecer una experiencia realmente magnífica e inolvidable a las visitas interesadas en conocer su historia y cultura.

Monumentos y museos en Ciudad real existen en gran cantidad así como también en una variedad y diversidad quizá nunca antes mencionada, estando por ejemplo aquel monumento que es conocido como “la puerta de Toledo” y cuya atracción se hace evidente a primera vista para quien lo ha llegado visitar. Podemos llegar a ingresar e inclusive a traspasar todo este entorno por medio de sus arcos, algo que ya viene a ser una experiencia magnífica, pues nos permite admirar la disposición, el diseño y la forma de cada uno de ellos.

En total son 6 arcos que se encuentran flanqueados con 2 torreones a sus lados, los que tienen una planta irregular; cada uno de estos arcos tienen tamaño y forma diferente, estando por ejemplo los externos que tienen una forma ojival y que se encuentran adosados hacia los muros. Los arcos que se encuentran en una posición intermedia (es decir entre los centrales y los externos) son un poco más pequeños y tienen la forma de una herradura para la parte superior. Ya en la mitad de todo este momento lo que vamos a ver son a los arcos centrales que disponen de un estilo netamente gótico. El material que se usó para la construcción de este monumento, es de mampostería para los lienzos, así como también sillares y calizas para los arcos.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *