La Calzada del Gigante, destino en Irlanda del Norte

calzada-del-gigante

Si bien el grueso de las atracciones más turísticas de Irlanda se concentra en la parte independiente de la isla, la República de Irlanda, en la otra parte hay algunos tesoros que merecen ser conocidos. Además, la isla es pequeña y moverse entre uno y otro lado no lleva nada de tiempo.

Entonces, en Irlanda del Norte una de las mejores atracciones turísticas es la llamada Calzada del Gigante o Giant’s Causeway, en inglés. La encontramos en Portballintrae, sobre la costa, y desde hace cientos de años ha llamado la atención de la gente al punto de generar una curiosa historia/leyenda sobre sus orígenes.

Dice la leyenda que un gigante irlandés llamado Fionn mac Cumhaill construyó esta calzada para ir hasta Escocia a vencer a su rival, Benandonner. Parece que yengo hacia allá se quedó dormido y el otro gigante decidió ir a echarle un vistazo. Pero la esposa de Fionn lo despertó a tiempo y le hizo disfrazarse de niño así que cuando el gigante escocés por fin llegó se encontró con un niño enorme y pensó que si así de grande era el niño el padre debía ser gigantesco. Ergo, voló de regreso a Escocia.

La calzada del Giagnte quedó. En realidad se trata de una formación inusual de basalto que es el producto de un proceso geológico de hace más de veinte millones de años. Para entonces esta parte de Irlanda era un baile de actividad volcánica y al enfriarse de golpe la lava quedaron estas columnas hexagonales, unas 40 mil de distintas alturas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?